CASA DEL DEPORTE

ico-clima
17.1 ºC
Nublado

Andrés Perez:

Miercoles 14 de Mayo de 2014
El Campeón Viñamarino de Jiu Jitsu Nacional habló en exclusiva con CiudadDelDeporte.com sobre su carrera, su título de campeón de Copa Mercosur y sus expectativas para el mundial de la disciplina.
1.759 visitas
  • Andrés Perez:

Por: Raul Cañete Bravo

Camarógrafos: Barbara González / Mauricio Saravia

Edición: Mauricio Saravia 

“La Casa del Deporte y su municipio me han dado el apoyo para viajar al Mundial de Estados Unidos”

Andrés Pérez Belmar, reciente campeón de la Copa Mercosur de Jiu Jitsu, título logrado en Buenos Aires el sábado 10 de mayo, viajará el día 24 al Mundial de la disciplina a disputarse en Estados Unidos desde el 30 del presente mes.

El competidor de la CIUDAD DEL DEPORTE, ingeniero en medio ambiente que ejerce funciones en la Municipalidad de Viña del Mar, esposo de Bárbara Yáñez y padre de Simón -de un año y medio de edad-, exhibe en su trayectoria un nutrido palmarés. Cinturón negro, ex alumno del colegio Mackay y graduado en la Universidad Viña del Mar, Andrés nació el 28 de enero de 1984.

Andrés, tu último logro internacional lo alcanzaste en Buenos Aires. Narra detalles de ese torneo.

Fue una Copa organizada por la Confederación Brasileña en la que también intervine en categoría de 88 kilos, que no es a la que pertenezco. Yo siempre he competido en la de 82. En el nivel absoluto, ocupé el tercer lugar ante doce rivales y en mi serie obtuve el título.

Para asistir al Mundial de Long Beach, en Norteamérica, ¿qué institución te apoyará?

La Casa del Deporte y su municipio me han dado el respaldo para viajar a ese importante certamen, en el que competiré en mi categoría habitual. Se trata de un torneo de alto nivel, pues es un Campeonato Mundial, los que se disputan desde 1998.

¿Cuándo comenzaste a practicar tu deporte?

A los 19 años, el 2004. Ese año conocí acá en Viña a un brasileño con el que fui aprendiendo los secretos de este arte marcial, habilidades que fui perfeccionando en diversos gimnasios de la región. Fue tanto lo que me gustó el jiu jitsu que me fui a Brasil dejando abandonada la universidad por tres meses (sonriendo).

En términos simples, ¿qué es el jiu jitsu?

Es un arte marcial de origen japonés muy antiguo, que tuvo algunos cambios cuando fue descubierto en Brasil, país que lo hizo más eficaz y que demostró que es una de las mejores técnicas para la defensa en combates. Su lucha se basa principalmente en golpes de puños y en patadas.

Además de la Mercosur que conquistaste el fin de semana pasado, ¿qué otras presentaciones triunfales destacas?

Hace dos meses, en São Paulo, me ubiqué tercero en la Copa Barueri, en 82 kilos. Afortunadamente, he tenido varias actuaciones que me han instalado en importantes posiciones.

¿En cuáles por ejemplo?

Son varias, todas importantes… Si tengo que destacar las más satisfactorias para mí, debo mencionar el primer puesto que alcancé el 2008 en la Copa Alliance de Brasil, el haber llegado a cuartos de final en el Mundial de São Paulo el 2010, el torneo Mercosur que gané el 2012 y los títulos conseguidos en los Open de Córdoba del 2013, en Argentina.

A nivel regional y nacional, ¿qué logros resaltas?

También he tenido buenos campeonatos nacionales y regionales. El año pasado fui el vencedor en el Open Absoluto de la Confederación que se efectuó en Iquique y este año, en la Copa Fuji realizada en la Playa del Deporte de Las Salinas. Esta última fue especial y muy atractiva porque la gané en medio de un gran marco de público y en un escenario estimulante, diferente.

El acreditado campeón internacional certificado por las Confederaciones Brasileña y Chilena de Jiu Jitsu no sólo desafía a reñidos contrincantes, también enseña el arte de su pasión desde concurridas academias…

¿Cómo surgió la idea de crear academias para formar promisorios deportistas?

Junto con mi profesor Dan Olegario, brasileño, decidimos el 2008 comenzar con este proyecto, iniciativa que además determinó el inicio del equipo COHAB en nuestro país. Tenemos cinco sedes, dos en Viña del Mar y las otras en Quilpué, Concón, Valparaíso, Copiapó y en Santiago. Las academias llevan el nombre de COHAB, precisamente, en honor a la localidad donde entreno en Brasil.  

En Viña del Mar, ¿cuántos alumnos acuden a tu centro?

Más de cien alumnos están asistiendo, entre damas, varones, estudiantes, niños… personas de diferentes edades y condiciones, a las que les damos todas las facilidades para que ocupen sus espacios libres y becas cuando tienen dificultades para cancelar sus cuotas mensuales.  

¿Qué valores adquieren los niños ingresando al mundo de tu actividad?

Respeto, compañerismo y disciplina, entre otros, son los que garantizamos. Y defensa personal, desde luego. Junto con educar a personas amistosas y buenas, nuestro objetivo se centra en lo competitivo, pero con respeto y buenas armas ante todo.

¿El grado de adeptos se ha masificado en Chile, o estamos lejos?

Sí, ha crecido, pero falta apoyo en nuestro país, es difícil difundirlo acá a pesar de que tenemos buenos deportistas en el nivel internacional. Lo nuestro, más que un deporte es una forma de vida. Tenemos campeones mundiales, en el ámbito Mercosur, y en torneos de importante envergadura nuestros competidores han tenido excelentes rendimientos.

Andrés Pérez, guerrero viñamarino, sí contará con el apoyo y difusión que precisa cuando a fines de mayo esté representando a su ciudad bella y a Chile en tatamis de Estados Unidos. Para ello tiene un aliado: la CASA y CIUDAD DEL DEPORTE, Viña del Mar.

   Por Mario Ramírez Escudero
1.759 visitas

Comenta esta Nota