CASA DEL DEPORTE

ico-clima
16.2 ºC
Parcialmente nublado

Zahir Medina: Las victorias del tenis son las más grandes, por eso entré a clases de la Casa del Deporte

Martes 03 de Junio de 2014
El virtuoso proyecto del tenis viñamarino, número uno de la región y puesto 15 del país, expresó a CiudaddelDeporte.com su presente, metas y sueños en el deporte blanco.
1.397 visitas
  • Zahir Medina: Las victorias del tenis son las más grandes, por eso entré a clases de la Casa del Deporte

El tenis, la disciplina más victoriosa de nuestro país -por apreciable ventaja-, ocupa un lugar preponderante en la CIUDAD DEL DEPORTE. Como todas. El ejercicio de Anita Lizana, Luis Ayala, Jaime Fillol, Patricio Cornejo, Hans Gildemeister, “Chino” Ríos, Massú y González no escapa en Viña del Mar a sitiales secundarios. La actividad que ha dado a Chile medallas olímpicas, copas mundiales por equipos, notables presentaciones en Copa Davis y un número uno que vive a fuego -el de Ríos en 1998-, está fuertemente presente en los nutridos programas de la CASA DEL DEPORTE.  

En el complejo municipal de Reñaca Alto brilla con luces propias una promesa de once años, ZAHIR MEDINA AGUILERA, raqueta que está llamada a escalar alto en un deporte en el que no sólo bastan el brillo técnico y el equilibrio físico y espiritual: en nuestro país, para trepar a la elite, el factor económico es un pilar determinante.

Después de ver la entusiasta y concurrida práctica dirigida por el profesor Casa del Deporte Camilo Cárdenas, de la que fue testigo papá José, nos reunimos con Zahir, viñamarino diestro como su ídolo Fernando González. Con desparpajo y personalidad de campeón -y con un hablar fluido-, el pupilo del “Profe Camilo” enfrenta a este redactor. “Mi mamá Marie y yo nacimos en Viña del Mar, yo el 4 de mayo del 2003 en el hospital Gustavo Fricke. Soy hijo único y estudio en el Colegio Español María Reina, de acá de Reñaca Alto. Estoy en sexto año y vivimos en la población Glorias Navales”, se presenta quien exhibe en la arcilla abundantes virtudes técnicas y anímicas.

¿Cuánto tiempo llevas en una de las escuelas de la Casa del Deporte?

Desde los cinco años estoy en las clases municipales. Llegué a ellas porque mi papá quería que hiciera algún deporte, empecé practicando fútbol pero no me gustó. Con él andaba en bicicleta también, pero quería hacer otro deporte que me gustara más. Mi papá me trajo acá para probar, me gustó mucho y seguí y seguí.

Te gustó el tenis, deporte que has seguido. ¿Qué figuras te gustan, cómo cuáles deseas jugar? 

Al momento de empezar veía como ídolos a Fernando González y a Nicolás Massú. Me gustaría ser y jugar como ellos, son tenistas que representaron muy bien a nuestro país, le dieron grandes triunfos a Chile. Sé que las victorias de ellos son las más grandes de nuestro deporte. Por eso me metí en las clases de la Casa del Deporte y empecé a ir a torneos.

Tú sabes que Massú representaba la fuerza y el corazón, y González la potencia y el talento puro. Ni hablar de Ríos, sobredosis de genio y clase, nada de palos…

Si lo sé, por eso me gustaban las dos cosas de ellos combinadas, y sé que el “Chino” era el más técnico de los tres. Era más suave, fino y tranquilo en su juego. El corazón y la potencia también son importantes, creo que con esas condiciones se pueden ganar partidos y conseguir triunfos importantes.

¿A qué jugadores internacional admiras?

A Roger Federer y Rafael Nadal. Los admiro porque siempre están mentalizados en ganar y porque nunca se desesperan cuando van perdiendo. Siempre siguen adelante y jamás se les ve con la sensación de que van a perder. Su forma de juego me da mucho gusto verla.

¿Qué te ha dicho tu profesor sobre tus virtudes y falencias a corregir?

Me ha dicho que, por mi manera de jugar, puedo llegar muy lejos y que tengo que seguir entrenando. Que siempre hay que entrenar, que es lo más importante. Mis falencias, según el profesor Camilo, son que algunas veces me desespero y que por eso he perdido partidos. Además, me dice que físicamente estoy bien y que mi técnica es buena. Destaco con el derecho, le pego bastante fuerte…

“Al principio me costaba el revés, pero ahora que entreno todas las semanas lo he mejorado harto. Está mejor en estos momentos, listo para mi edad. Y el servicio lo tengo que mejorar, me ha costado un poco porque me cambiaron la tomada de la raqueta hace poco”, detalla el astuto muchacho que agrega que “acá en Reñaca practico los martes y jueves, de cuatro a seis de la tarde. También voy al kinesiólogo y a físico, al gimnasio, y además entreno en el Estadio Español los lunes, miércoles y viernes”.

Los estudios son fundamentales, Zahir. ¿Te ha ido bien, qué ramos te gustan, cuáles no?

Me va bien en general. Me gusta educación física, por supuesto, es el ramo en el que mejor me va. Ciencias naturales me gusta mucho también, matemáticas no. Mi colegio ha estado dispuesto a ayudarme con los horarios cuando viajo a competir a Santiago y a otras partes. Si falto a alguna prueba, me consigo las materias y me la recalendarizan.

Supongo que tus momentos libres igualmente los dedicas al tenis…

En Internet veo videos de tenistas famosos, de los que aprendo. Veo a Nadal, Djokovic, Federer, David Ferrer, Juan Martín del Potro… Bueno, a los mejores del mundo. A veces me pongo a revisar videos antiguos como el de Marcelo Ríos versus Andre Agassi, el de la final del ’98 en Estados Unidos. Jugó muy bien el “Chino”.

¿En qué lugar estás ubicado en el ranking regional y nacional?

Soy el número uno en mi categoría a nivel regional, en menores de doce años, y estoy decimoquinto en el ranking nacional.

¿Cuándo alcanzaste el número uno de la región y el puesto 15 del país?

Gané unos campeonatos en Villa Alemana, Melipilla y un tercero en Valle Dorado, en dos sets. Ahí obtuve esos lugares que se pueden ver en la página de la federación, en el ranking de menores de doce años. Me quedan dos años todavía en la categoría, así es que debería subir e ir a una gira por Sudamérica a la que van los cinco primeros.

¿El realizado en Valle Dorado es el campeonato más valioso para ti?

Junto con otro que se jugó en Melipilla, donde gané el partido final en tres sets. Fue un torneo G1 (Grupo Uno) organizado por la FTCh -Federación de Tenis de Chile-. Fue muy difícil la final, la gané en un tie briek. Esos partidos G1 dan puntaje para el ranking nacional. Camilo también me llevó a unos torneos “C” y salí campeón en el Masters de los niños.

¿Pretendes dedicarte profesionalmente al tenis?

Sí, es lo que más me apasiona, es lo único que quiero… Y estoy consciente de que es un deporte caro, sé que los tenistas chilenos que han llegado alto lo han hecho por el apoyo familiar, por el dinero que tienen. Mi papá siempre me ha dicho que por falta de apoyo y de plata, muchos tenistas y deportistas buenos no han podido llegar a ser profesionales.

A sus precoces once años, el futuro para ZAHIR MEDINA se vislumbra promisorio, con una gira sudamericana y otras competencias para el 2015, desafíos para los que desde ya se encuentra trabajando arduamente junto a su familia, no sólo física y psicológicamente, sino que también en todos los aspectos que requiere un deportista de elite para pavimentar una carrera real y no quedarse estancado en la categoría de promesa.

Por Mario Ramírez Escudero

 
1.397 visitas

Comenta esta Nota