CASA DEL DEPORTE

ico-clima
13.3 ºC
Despejado

Héctor Vega Onesime:“Si Chile mantiene la convicción y ambición, el rival de segunda ronda da lo mismo”

Sabado 21 de Junio de 2014
El autorizado periodista, en contacto exclusivo con CiudaddelDeporte.com, analizó a una Roja que ilusiona y a la justa máxima del balompié.
4.555 visitas
  • Héctor Vega Onesime:“Si Chile mantiene la convicción y ambición, el rival de segunda ronda da lo mismo”
  • Héctor Vega Onesime:“Si Chile mantiene la convicción y ambición, el rival de segunda ronda da lo mismo”

En 1984, procedente de su Buenos Aires natal y de una revista de renombre mundial, llegó a nuestro país. Cruzó la cordillera para dirigir las páginas deportivas del diario La Nación, tras haber firmado con su singular pluma los mayores acontecimientos del deporte universal. Mundiales de Fútbol, Juegos Olímpicos, Peleas y Partidos del Siglo, Grand Slams, capitanes alzando la Jules Rimet y la actual Copa Mundial de la FIFA fueron momentos de los que fue testigo presencial HÉCTOR VEGAONESIME (24 de marzo de 1934).

Casado con chilena -Ana María Bunster-, padre de Alejandro (2-6-1975, periodista y “jugadorazo”) y abuelo de Agustín, el hincha de Racing asistió a la coronación de Inglaterra ’66 en Wembley, a la de Alemania Federal ‘74, cuando Beckenbauer elevó el primer trofeo FIFA que reemplazó a la Jules Rimet, exhibida al planeta en 1970 por Carlos Alberto y Pelé en el Azteca mexicano. A las vueltas olímpicas de Argentina ’78 y ’86, con Passarella y Maradona como estandartes. Al rito impar que protagonizaron Dino Zoff y Matthäus, Dunga y Deschamps… Al Fútbol Total de la “Naranja Mecánica” holandesa que deslumbró el ’74 y al juego más bonito que una selección haya consagrado jamás: el brasileño en el ’70.

El ex director de El Gráfico de Buenos Aires -desaparecida en marzo de 2003-, a poco de arribar a Chile sedujo a los principales medios especializados. Comandó las revistas Triunfo, Deporte Total y Minuto 90, además de entregar su rico lenguaje y sus comentarios pletóricos de técnica desde las más sintonizadas emisoras, matutinos y desde TVN, Mega y Canal 13 (no reiterando lo que el hincha ya advirtió o escuchó). Su aporte y cátedra fueron tales que atrajo a los aficionados e inspiró incluso a sus pares.

Siempre cotizado y requerido en extremo, su vasta experiencia se ha refugiado en la intimidad de su hogar y de su familia, estímulos para plasmar sus memorias vividas junto a los más notables actores del deporte de todas las épocas. Con quien sí conversó fue con la CASA DEL DEPORTE de Viña del Mar. Y en EXCLUSIVA.

Usted ha visto mundiales desde 1962. ¿Cuál fue el primer encuentro que presenció?

El primer partido que cubrí fue Argentina-Inglaterra, jugado en Rancagua. Fue la primera vez que ambas selecciones se enfrentaban en un Mundial, ganó Inglaterra 3-1. Después, en segunda fase, los británicos jugaron con Brasil en el Sausalito de Viña del Mar.

Fue un buen Mundial el nuestro, ¿no?

Jamás una cita futbolística juntó semejante cantidad de estrellas, de las mejores de todos los tiempos. Di Stéfano, Pelé, Lev Yashin, Garrincha, Ferenc Puskas, Enrique Sívori, Bobby Charlton y Uwe Seeler, entre varias otras, reunió Chile el ’62. Varias de ellas jugaron en Viña.

Avancemos 52 años. Esta Copa de Brasil ha sido ofensiva, con un excelente promedio de goles. ¿Qué le ha parecido?

Este Mundial recién empieza y está dando buenas señales. De juego y de producción de goles.

Hasta este momento, ¿cuál es la mayor decepción?

España por el descenso tan brusco de un estilo que durante una década nos deleitó.

El 2-0 sobre España, ¿es la mejor actuación de la Roja en mundiales?

Sí, sin dudas. Venció al campeón del mundo mostrando un gran juego, mucha ambición.

¿Qué es lo que más destaca de Chile? 

Lo mejor es su funcionamiento. Hay una idea que “plantó” Bielsa, la que ha tenido continuidad ayudada por la madurez de los jugadores que son, en su mayoría, los mismos que estuvieron en Sudáfrica.

En octavos, los hombres de Sampaoli deberían medirse con Brasil, Croacia o México. ¿Están para sortear esa valla?

Si los jugadores chilenos mantienen el grado de convicción, concentración y ambición que mostraron frente a España, el rival de segunda ronda da lo mismo.

Se dice que el presente de la Selección -la “mentalidad”- obedece a lo impuesto por Marcelo Bielsa. Y a la prolongación de Sampaoli…

Bielsa no cambió la mentalidad del jugador chileno. Esa es una frase sin sentido. Lo que hizo Bielsa fue tener una idea y trabajar sin descanso para que se hiciera carne en el plantel elegido...

Siga, Héctor. Nos interesa su análisis  del ex seleccionador y del fútbol nacional.

¿Quién puede pensar que Elías Figueroa, Carlos Caszely, Carlos Reinoso, Fernando Astengo, etcétera, no tenían personalidad o carácter? Bielsa significó para Chile lo que, por ejemplo, César Menotti para Argentina. Ambos iniciaron procesos serios, coherentes y perseverantes que dieron los frutos esperados. Antes de César, Argentina a nivel de selección padecía los mismos fracasos que Chile. El tema era futbolístico y no futbolistas acomplejados, vagos o inútiles.

Su pronóstico para el duelo contra Holanda...

Entre dos equipos ya clasificados se agudiza la imposibilidad de aventurar un resultado.

Frases mundialistas

El hijo de Agustina y Salustiano, prometedora figura en las inferiores de River Plate y autor de sugerentes libros como “La selección chilena”, “Entre Shakespeare y Maradona” y “Diálogo con el espejo”, concede a la CASA DEL DEPORTE algunas expresiones de su amplio repertorio.

“No debe haber otra actividad humana más hostil que el fútbol para los pronósticos, más lejana al lucimiento  de los pitonisos...

“El desarrollo de un partido y por extensión de un campeonato y/o competencia, está condicionado por múltiples detalles: errores arbitrales, expulsiones, ausencias de figuras determinantes en un equipo, tarde (o noche) inspirada en lo individual y colectivo, etcétera, pueden cambiar el curso de cualquier deducción lógica…

“Además, el fútbol de por sí ofrece esos imprevistos que lo hacen tan atractivo. Recuerdo al pasar lo de Italia en los Mundiales de México 70 y España 82. En su última práctica en las instalaciones del América de México, jugó contra el equipo local donde recién se incorporaba un chileno llamado Carlos Reinoso. Desastre de la ‘Azzurra’. Varios periodistas ya hablaban de echar al entrenador Ferruccio Valcareggi. Incluso uno de ellos, medio en broma y medio en serio, le preguntó a Enrique Omar Sívori que estaba a mi lado si no se animaba a tomar esa selección italiana a la que veían rumbo al fracaso. Llegó a la final…

“En España tuvo una mediocre actuación en su grupo donde pasó agónicamente. Después fue campeón tras ganar a Argentina, a un gran Brasil y a Alemania en la final. ¿Por qué dos de los mejores equipos de la historia perdieron el título después de arrasar durante el torneo? Hungría 1954, Holanda 1974…

“Cruyff, Di Stéfano, José Manuel Moreno, Puskas, Sívori y Ladislao Kubala no ganaron mundiales. Y fueron, lejos, mejores que muchos que sí ganaron. No es bueno usar estadísticas o matemáticas para inclinar la balanza...

“Si tomamos en cuenta el currículo de Óscar Ruggeri (campeón en México ’86 y con el Real Madrid), tendríamos que concluir que fue mejor que Elías Figueroa y como jugador no le llegaba a los tobillos...

“Estoy casi seguro que si Careca no se lesionaba antes de empezar el Mundial del 82, y tener que ser reemplazado por el gigantón y torpe Serginho, Brasil ganaba ese torneo. Y si Cruyff no renuncia para el Mundial 78, Holanda era campeón. Llegó a la final, estuvo a punto de ganar cuando el poste derecho del arco de Ubaldo Fillol lo impidió ante el remate de Rob Rensenbrink. Y sólo cayó en el alargue...

“A propósito del cuestionario de la CASA DEL DEPORTE, recuerdo una anécdota de Alfredo Di Stéfano. Estaba entrevistado por un periodista italiano con un intérprete. Sobre el final le pide que forme la selección ideal de todos los tiempos. Alfredo susurra al oído del intérprete: ‘Este tipo está loco. Hace 50 años que estoy en el fútbol y pretende que elija once jugadores’. A mí me pasa lo mismo, pero igual trataré de satisfacer”.

Hace una década, el entrevistado fue sometido por este redactor a ese complejo ejercicio que la “Saeta Rubia” (Di Stéfano) calificó de locura. La oncena ideal de siempre. Vega se aventuró. Anote: “Hugo Gatti, Ruud Krol, Elías Figueroa, Luiz Pereira, Junior; Franz Beckenbauer, Pelé, Maradona, Zinedine Zidane (Ferenc Puskas); Oreste Corbatta y Johan Cruyff”. Fue el 13 de septiembre de 2004 -aún no asomaban Messi, Neymar ni Alexis- y la estampó en el libro “Memorias de un periodista deportivo”. Obra en la que “el hijo educó al padre”.

El hombre que se sigue fascinando con “Tiempos modernos”, de Charles Chaplin, con la voz de Carlos Gardel y con las composiciones de Osvaldo Fresedo y de Celedonio Flores, desentierra desde su hogar de la prolija y también bella Vitacura una visión innovadora:

“Poco después del Mundial de Chile, en agosto de 1962, redacté el artículo ‘HACIA UN FÚTBOLOFENSIVO: EL 3 x 1, ¿SOLUCIÓN?’ Medité esto respecto a la conveniencia de adjudicar tres puntos y no dos a los ganadores como una fórmula para mejorar el nivel de los espectáculos. Pasaron 32 años y la idea se concretó en el Mundial de Estados Unidos ’94” (en Chile se implantó en 1995).

Héctor Vega Onesime, un periodista adelantado y visionario.

Por Mario Ramírez Escudero

 
4.555 visitas

Comenta esta Nota