CASA DEL DEPORTE

ico-clima
15.4 ºC
Despejado

Severino Vasconcelos: “Felipão sabe que hoy Chile es mejor que su Selección”

Viernes 27 de Junio de 2014
El ex “10” brasileño, padre de la jefa de prensa de la Roja, narró a CiudaddelDeporte.com su carrera y analizó el duelo Chile-Brasil.
2.461 visitas
  • Severino Vasconcelos: “Felipão sabe que hoy Chile es mejor que su Selección”

 

En febrero de 1978, un mediocampista moreno y de melena ensortijada encantó con su fútbol depurado en la Copa Viña del Mar. Monopolizando la atención del público tanto como lo hacían por esos días, en la Quinta Vergara, Albert Hammond, Ray Conniff, Gina Lollobrigida y Fernando Ubiergo, estelares del Festival de la Canción. Doce meses más tarde, ese creador era contratado por Colo Colo, club en el que formó una sociedad soñada e inolvidable con Carlos Caszely. Un tándem pleno de paredes, de tuya mía, de genialidad y gol. La -permítame- mejor dupla que he visto en canchas nacionales. SEVERINO VASCONCELOS BARBOSA (60 años), el abastecedor del símbolo albo, expresa de entrada: “Conocí Chile cuando vine a Viña del Mar el ’78 y Carlos es el mejor futbolista chileno que he visto. Muy muy inteligente, técnico, con velocidad mental, jugaba sin balón… Un genio”.

Después de una década se produjo el reencuentro y abrazo efusivo entre la CASA DEL DEPORTE y “Vasco”, el padre de la jefa de prensa de la Selección nacional, María José. Un reencuentro a todo fútbol escenificado al mediodía del jueves 26, en el café Kako’s del corazón de Santiago: Estado con Agustinas. ¿El motivo? Principalmente, el duelo mundialista Chile-Brasil, un choque que suscita océanos de expectación.  

Nos convoca el pleito de la Roja con el Scratch, Severino. Y el Mundial. Antes, háblanos de tu primer viaje a Chile, de cuando jugaste la Copa Viña de 1978, de Colo Colo, la “U”…

Espectacular Viña, muy linda, la gente amable, todo. Fuimos a la playa, bellísima. Vine con el Internacional de Porto Alegre y alojamos en el Hotel O’Higgins. Jugamos un triangular, salimos campeones. Ganamos 2-1 a Colo Colo, hice un gol, y 1-0 a Everton. Sausalito estaba lleno. No sabía que existía Colo Colo, en Viña supe que era el club más popular de Chile.

Tu estreno oficial en el “Cacique” se anotó en abril de 1979, en el Estadio Nacional. Ese día, inmediatamente, nació un dúo infalible, temible. Recuerda tu debut.

Ganamos 7-2 a Wanderers, con cinco goles de Caszely y dos míos, uno de tiro libre. Fui campeón con Colo Colo el mismo ’79, con don Pedro Morales de técnico, y el ’81 y ’83. Jugué varias Copas Libertadores. Después, el ’85, me fui a Barcelona de Guayaquil y volví para jugar en La Serena, la “U”…

El ’89 condujiste dentro de la cancha a la “U” para volver a Primera División. ¿Fue difícil para un club grande jugar en esa categoría durante una temporada?

Fue súper complicado enfrentar a equipos de Segunda en canchas malas, con mucha lluvia. Nos tocó el Grupo Sur, terrible jugar en Puerto Montt, Curicó, Temuco, estaba Iberia Bío Bío… Era difícil subir, pero lo hicimos cuando ganamos 3-0 a Curicó de visita. Fue una situación que la “U” no debió haber vivido y, felizmente, la hinchada me trató muy bien.

Tus últimas campañas las hiciste en Palestino, te dirigió Manuel Pellegrini. ¿Qué te pareció el “Ingeniero”?

Los dos mejores técnicos que tuve fueron Pedro Morales y Pellegrini, un tipo espectacular. Me dirigió el ’90 y ’91, hicimos buenas campañas. Había muchos periodistas que decían que Manuel era burro y malo porque había bajado con la “U”. Y ahora mira dónde está. Muy buena persona, serio, ¡nunca vi a Manuel Pellegrini diciendo un garabato! Tenía una cabeza impresionante para descubrir jugadores. Y mi último partido lo jugué el ’92 en el Monumental, perdimos 4-0 con Colo Colo que me hizo un homenaje.

Copa Mundial y Chile vs. Brasil

Sólo siete triunfos chilenos sobre los pentacampeones registra el historial en casi setenta enfrentamientos (cuatro oficiales). Uno de ellos -el tercero- se concretó en el Sausalito de Viña del Mar, en abril de 1966 por la Copa O’Higgins: 2-1 con tantos de Pedro Araya y de Francisco “Chamaco” Valdés. Brasil no cae de local, en tanto, desde 1975, cuando Perú la venció 3-1 en Belo Horizonte por Copa América. O sea, la “Canarinha” conserva un invicto de 62 juegos en casa.

Califica el Mundial.

Ha sido un gran Mundial, con buenas sorpresas como Costa Rica que eliminó a dos selecciones grandes, Inglaterra e Italia. Chile no es sorpresa, es revelación, viene jugando bien de la Eliminatoria pasada con Bielsa, la mayoría de sus valores están en el extranjero, consolidados. Está al nivel de Argentina, Brasil… Eliminó a España, ahora todo el mundo está encantado con Chile.

¿España es el mayor fiasco?

España no fue decepción para mí, como sí Italia e Inglaterra. El rendimiento español había caído mucho, en la última Copa Confederaciones bajó el nivel a pesar de que llegó a la final. No se renovó. En el partido contra Holanda había nueve campeones del 2010, muy buenos jugadores, pero figuras que vienen gastadas. No ha habido recambio en España.

¿Cuál es tu visión de Holanda, seleccionado que puede disputar el título?

No me gusta, juega a la desesperación de equipos que entran a ganar. Como encaró a España, el campeón mundial. Contra Chile hizo lo mismo, jugó al contragolpe, su principal arma. Chile hizo todo el gasto, Holanda creó cuatro contraataques y anotó dos goles.

¿Qué figuras ha mostrado la Copa?

Neymar… No sé qué pasaría con Brasil sin Neymar, ha andado bien. El “peladito” de Holanda (Robben), espectacular, inteligente, aprovecha los errores del adversario. Da la pauta, sabe la hora en la que hay que encarar. Muy rápido. Messi tiene que mejorar más aunque a Nigeria le hizo dos, es parecido a Neymar, le falta compañía. (Guillermo) Ochoa, el arquero de México, también ha rendido… El de México contra Holanda será un gran partido, debería ser así.

Chile derrotó a España exhibiendo un accionar superlativo. ¿Cómo lo ves colectiva e individualmente?

Tiene mucho equilibrio, su fuerte es lo colectivo, no está apareciendo ninguna figura brillante por sobre otra. La figura es el equipo, el único que ha estado un escalón más arriba es Alexis, sólo él ha llegado al nivel de Neymar, por ejemplo. Como ha jugado, especialmente ante España, Chile puede soñar con llegar arriba. 

¿Crees que dé el gran golpe frente al anfitrión, tiene argumentos? ¿De qué forma tiene que pararse en el Mineirão?

Con mucha cautela y cambiando un poco a cómo jugó con Australia y España, contra los que tenía la obligación de ganar. A Brasil no porque ande mal lo va a querer matar, no, tiene que ser cauteloso. Brasil tendrá todo el apoyo del público. Chile tiene equipo para ganar, debe estar más vivo, la obligación es del local que ya tiene la experiencia del Mundial del ‘50, de cuando perdió en el Maracaná. Yo pondría en observación a Neymar, no le gusta ser marcado, se asusta. Y entraría con Valdivia, con Arturo que está más recuperado y con el mismo equipo que enfrentó a Australia… Arturo hizo un gran partido con España.

Indicaste que Brasil depende de Neymar. Entonces, ¿no te gusta el equipo de Scolari?

No. Felipão ha hecho una selección más defensiva con el chispazo de Neymar. Tienes a un Fred que en 70 minutos no hace nada, ha hecho un solo gol. Brasil mejora cuando entran Fernandinho y Willian. Está muy preocupado de defender, no sé si le va a alcanzar para ganar el Mundial. Felipão debió haber llamado a Lucas Moura, Robinho, Kaká y Ronaldinho, jugadores que con su sola presencia se imponen. Messi está jugando con presencia, por ejemplo… ¡Son genios, son genios…! En cualquier momento te pintan la cara y te hacen un gol. Felipão sabe que hoy Chile es mejor que su Selección.

La respeta…

Él hace un mes dijo en Minas Gerais, ‘no quiero jugar contra Chile, quiero enfrentar a Holanda’. Chile es muy complicado para el Scratch, la gente no sabe eso, no se informa, habla estupideces y está más preocupada de que yo no hablo castellano.

¿Son responsables del presente nacional Bielsa y Sampaoli?

Claro. Cuando llegó Bielsa empezó a cambiar, en su proyecto probó más de 200 jugadores hasta llegar a lo que él quería. Sampaoli es su copia, lo que habla y piensa es lo que hacía Bielsa. Los jugadores le entienden y creen… Claudio (Borghi) es un buen técnico pero no tenía esa mano firme de los dos… Y Luis Bonini y el preparador físico de ahora también han sido muy importantes. El jugador chileno antes era muy irresponsable, hoy son más sacrificados y quieren ganar. Arturo, a pesar de toda la plata que gana, igual tiene hambre y quiere ganar, está comprometido con la Selección. Todo eso es mérito de Bielsa y Sampaoli.

¿Esta es la mejor Selección chilena que has visto?

Esta es la mejor, la del período de Bielsa, Claudio y Sampaoli. Ahora tienen físico, corazón y la responsabilidad de que no se pueden equivocar… Hablé de Alexis como gran figura, también está Claudio Bravo, un líder, y Medel. Para mí Gary es el mejor jugador de toda la Selección, es espectacular, tiene inteligencia, guapeza… En mi opinión, es un (Franco) Baresi de Italia.

“Vasco”, ¿quién gana mañana, quién quieres que gane?

Chile porque mi hija trabaja en la Selección y porque yo he estado acá más de 30 años, soy parte de Chile. Tal vez si mi hija no estuviera con la Roja, te diría que quiero lo mejor para Brasil, pero espero que gane Chile. Si pasa, va a ser finalista, sé cómo está jugando. La prensa aquí habla mucha tontera, que la FIFA, que los árbitros… No, si esto es un Mundial, no estás jugando una pichanga. Ahora que Brasil pesa mucha veces, sí.

El pernambucano Severino Vasconcelos presente a fondo en las páginas de la CASA DEL DEPORTE. El “Prieta”, como lo apodaron Lizardo Garrido y Raúl Ormeño. “Nací en Olinda el 14 de septiembre de 1953, cerca de las playas donde aprendí a jugar, donde crecí junto a cinco hermanos y a mis padres María José y Loreval”, revela el hincha de Botafogo y Santos “por Garrincha y Pelé”. El esposo de la chilena María Angélica García y padre de Daniel (35) y Favio (32) -brasileños de su primer matrimonio-; y de María José (30) y Macarena (29). Y abuelo de seis descendientes.

El “Negro” locuaz, extravertido y minucioso nos pide cerrar este diálogo narrando un episodio de enero de 1981, una fecha memorable para los parciales de U. de Chile: “Cuando definimos con la ‘U’ la Liguilla para la Libertadores y perdimos 2-1 en el minuto 90, con gol de Arturo Salah luego de que Carlos Rivas perdió un penal, conocí a Pelé. Mi papá murió pocos días antes del partido, viajé a su funeral y volví faltando cuatro horas para la definición. A Pinto Durán, el lugar de concentración. ‘Quiero hablar con Vasconcelos’, dijo Pelé que estaba ahí. Andaba en un helicóptero, me llevó a él y me dijo, ‘tu papá está muy feliz contigo, por tu esfuerzo de ir y volver a jugar. Y vas a hacer un gol’. E hice un golazo de tiro libre esa noche, Pelé estaba en el estadio. Tengo una foto de ese momento abrazado con él… Fue una semana muy triste y bonita, por mi padre y por mi ídolo”.

Por Mario Ramírez Escudero

2.461 visitas

Comenta esta Nota