CASA DEL DEPORTE

ico-clima
12.8 ºC
Despejado

MARÍA JOSÉ MAILLIARD

Martes 07 de Agosto de 2012
“Gracias a la CASA DEL DEPORTE de Viña del Mar he podido competir dentro y fuera del país”
991 visitas
  • MARÍA JOSÉ MAILLIARD

Luciendo dos medallas de plata, reflejo de su incursión por Francia, asoma por esta CASA DEL DEPORTE la figura grácil y maja de la canotista viñamarina María José Mailliard Rodríguez. “Nací el 24 de enero de 1991 en Quintero, pero a los pocos días de vida ya estaba residiendo en Viña. Hoy, vivo en Reñaca con mis padres María José y Jorge, y con mis hermanos Paulette (20), Philippe (22), Dominique (12) y Annette (9)”, refiere de entrada la estudiante de segundo año de ingeniería comercial en la Universidad Andrés Bello-Viña del Mar.

¿Siempre has estado ligada a los deportes acuáticos?

Siempre. A los siete años, cuando estudiaba en el Colegio Alemán de acá de Viña, entré a natación. Después, fui seleccionada y me inscribí en un club particular: en el ENABA (Escuela de Natación Boris Avendaño).

Estuviste poco tiempo en ese colegio…

Sí, poco, porque gran parte de mi enseñanza básica y toda la media, la estudié en el Colegio Franco-Inglés, que se ubica en 2 Norte con 1 Oriente. Guardo los mejores recuerdos del colegio, fue importante para mí en lo estudiantil y personal.

¿Hasta cuándo practicaste la natación?

Hasta los 18 años. En esa etapa, antes de dedicarme al canotaje, fui seleccionada chilena y gané torneos nacionales. Uno de los más importantes fue la Copa del Pacífico, el 2009, en Iquique, cuando fui campeona en cinco y diez kilómetros en aguas abiertas.

¿Cuándo surgió el canotaje en tu vida, María José?

El 2010. Ese año, en el Sudamericano de Buenos Aires, logré el segundo lugar en la prueba de C1 en 200 y 500 metros. En la modalidad C1, una va sola en el bote y en la C2, acompañada por otra deportista. En ese mismo campeonato, además, conseguí el tercer puesto en C1, en mil metros.

¿Tuviste exigencias mayores en tu primera temporada maniobrando un bote?

El Mundial de Poznan, en Polonia, donde me ubiqué en el decimocuarto lugar, fue exigente. Debí enfrentar a participantes de alto nivel, de muchos países donde el canotaje es importante y cuenta con más deportistas que en Chile. De donde es más popular y masivo, de Europa principalmente. En ese Mundial también participé en C1, 200 metros.

Apodada “Coté” y “Majo” -”cuando he competido en otros países, mis rivales extranjeras me dicen así”, precisa la viñamarina-, la internacional María José, guiada por el entrenador cubano Rolando Rill Cainet, entrega más pormenores de su trayectoria sobre aguas, mientras en Londres ruedan los cinco anillos, de los cinco continentes, con luminarias como Phelps (¡La Leyenda, amo de 22 metales en tres citas, 18 de oro!), Bolt, Federer, Isinbayeva, el Dream Team. Donde aún florecen las ilusiones de Tomás González, crédito nacional que al cierre de esta edición brega más fuerte, más rápido y más alto por un podio. Por la conquista de una presea que él, por sí solo, merece. No como nación, sino por su talento y tesón propios. Por una historia casi inalcanzable ante “políticas” que en un solo día escalan a la tribuna de los elegidos en siete, ocho o diez ocasiones. Inevitable no referirse a los Juegos Olímpicos, el suceso deportivo que detiene el Globo cada cuatro años y que, literalmente, emociona hasta las lágrimas:

“Mi máximo rendimiento, hasta ahora, se produjo en la Canoe Women’s Cup, realizada en Boulogne, Francia, los días 26 y 27 de julio. En ella, junto a Nancy Millán, fui subcampeona en C2, en 200 y 500 metros. Había treinta competidoras por prueba, las mejores del mundo, y nos superó la dupla de Rusia, país que, junto con Canadá, es potencia mundial en mi disciplina. Fue una segunda ubicación inesperada para nosotras, sinceramente pensábamos estar entre las ocho mejores, un nivel meritorio para nuestra realidad”.

¿Qué entidades te apoyan y propician que compitas dentro del país y en el exterior?

Gracias a la CASA DEL DEPORTE de la Municipalidad de Viña del Mar he podido competir dentro y fuera del país. Ella me apoya. También cuento con el apoyo de la tienda de ropa deportiva Core Fitness, cuya dueña es Pamela Parra Pinto, y, por supuesto, con el de mis padres y familia, los que siempre me respaldan en mis competencias y en los estudios.

¿Cuál es tu fuerte, tu especialidad en el canotaje?

La canoa es mi fuerte, en ella me especializo. Y la otra especialidad de este deporte es el kayak.

¿Qué certamen trascendente se aproxima para ti, el más competitivo?

De aquí a fin de año, el más importante será el Sudamericano de Buenos Aires, en noviembre. En él competiré en la categoría senior, que es de 18 años para arriba. Lo haré en C1 y en C2, en tres distancias: 200, 500 y 1000 metros.

Pasado, presente y futuro del deporte nacional y mundial, una vez más, en las páginas de la CASA DEL DEPORTE de Viña del Mar.

Por Mario Ramírez Escudero

991 visitas

Comenta esta Nota