CASA DEL DEPORTE

ico-clima
12.7 ºC
Muy nublado

ALBERTO “TITO” FOUILLIOUX

Miercoles 28 de Julio de 2010
“LA ALCALDESA REGINATO ES UNA HACEDORA DE COSAS, SIEMPRE APARECE CON ALGO NUEVO”
3.018 visitas
  • ALBERTO “TITO” FOUILLIOUX

Sussy Vecky cantaba “Tito Fouillioux” en 1962, y el mismo año, Camilo Fernández, productor musical, cambió el título a la creación transformándola en “Tito, mi amor”, interpretada entonces por Luz Eliana. Todo un hit, un impacto. Como lo era la admiración que las jóvenes de esa década – y hasta los ’70 – brindaban a Alberto Fouillioux Ahumada, el volante – delantero nacido en Santiago el 22 de noviembre de 1940. Hijo de doña María Ahumada González y de Alberto Fouillioux Collet, Tito fue un gran deportista – “Caballero Cruzado” -, respetado formador y entrenador, y hoy ha vuelto a confirmar que es, a no dudarlo, uno de los mejores comunicadores deportivos, de los más técnicos y respetuosos de nuestro medio, junto a Héctor Vega Onesime, Pedro Carcuro, Igor Ochoa, Sergio Livingstone y “Pato” Yáñez. En los estudios de radio Agricultura (la emisora en la que comparte micrófono con Milton Millas, Sergio Livingstone y Pedro Carcuro), en pleno centro de Santiago, Tito recibió a la Casa del Deporte para recordar, emitir lo que el hincha no sabe en muchos casos, y para dar sus experimentados juicios del deporte nacional y sus protagonistas. Tito, que estudió en el San Ignacio de calle Alonso Ovalle, donde alcanzó a conocer al Padre Alberto Hurtado (viñamarino fallecido en 1952 y que vivía en el colegio), rememora que “entré al San Ignacio gracias al ‘Sapito’ (Livingstone) porque al estar las matrículas cerradas, él, que estudió ahí, habló y me dejaron porque era buen jugador y buen estudiante. Después estudié ingeniería, un año, y egresé de derecho. El “Sapito” y Pedro (Carcuro ) también estudiaron derecho”. Fouillioux, “El Alain Delon chileno”, se inició en U. Católica en 1957, después defendió a Huachipato, Unión Española, al Lille de Francia y se retiró en 1975 en el club que nació, con el que fue campeón en 1961 y ’66. “Y también lo fui de segunda división el ’75″, apunta el dos veces mundialista, que es casado con Angela Sánchez Núñez y padre de Alberto (41 años), Marcia (39), Alejandro (37), Paz (22) y Gonzalo (18).

– Usted fue campeón con la “UC” dos temporadas en primera. ¿Qué título fue más importante, el del ’61 ó ’66? – Los dos, pero el primero tuvo más suspenso, fue más especial porque en dos finales extras vencimos al “Ballet azul” (U. de Chile). Empatamos a 1 y ganamos 3 – 2. Yo anoté el tercer gol, de penal, faltando 3′ para el final. Y el del ’66, cuando ya estaba (Néstor Italo Julio) Isella, fuimos campeones en San Felipe restando dos fechas para el término del campeonato. Eran otros tiempos, imagínate que había clásicos universitarios que terminaban a las 2 de la mañana. 

– Usted jugó dos mundiales. ¿A qué países enfrentó, qué recuerda de ellos? – El ’62, acá en Chile, jugué dos partidos, frente a Suiza e Italia. Contra los italianos me lesioné…esa fue “La Batalla de Santiago”, cuando Leonel (Sánchez) le pegó a Mario David y al “Bocha” Maschio. Y el ’66, en Inglaterra, también jugué los dos primeros encuentros: con Corea del Norte empatamos a 1 en Middlesbrough, y con Italia, en Sunderland, caímos 2 – 0.

– Por la Selección usted jugó 70 partidos contra países y Leonel Sánchez actuó en 84. – Sí, ocupo el segundo lugar en cuanto a presencias. Esos son encuentros “Clase A”, vale decir contra selecciones. Pero son más, porque contra clubes extranjeros jugué muchos partidos. 

– Pocos recuerdan, Tito, que usted fue entrenador de importantes clubes profesionales. ¿De qué equipos fue técnico? – A Católica la dirigí el ’76, a Huachipato el ’77 y a Colo Colo el ’78. Y en las inferiores de la UC estuve entre el ’79 y ’82, en Sta. Rosa de Las Condes.

– En la banca de Colo Colo usted asumió el 10 de septiembre de 1978, fecha aciaga para el deporte nacional. – Me hubiese gustado debutar en cualquier otro momento, menos ese día domingo. Fue muy triste…ese día en Chillán, en la mañana, murió Nelson Oyarzún, el “Consomé”, y nosotros jugamos con Ñublense en la tarde. Perdimos 2 – 1.

– En ese Colo Colo estaba “Chamaco” Valdés, símbolo, capitán y goleador de los albos. A propósito, ¿usted ha tenido problemas para ingresar a San Carlos de Apoquindo, el estadio de la UC? – No, nunca he tenido problemas, incluso tengo credencial como campeón de Católica y como “Caballero Cruzado” (distinción que la UC concede a quienes le dan títulos y prestigio). Es más, la tribuna Cordillera llevará mi nombre, la Pacífico se llamará Sergio Livingstone, y las galerías Ignacio Prieto y Mario Lepe.

– Sus cursos de entrenador, ¿dónde los realizó? – En la Federación Francesa de Fútbol y después los revalidé acá en Chile. Ahora estoy haciendo charlas en el INAF (Instituto Nacional del Fútbol), algo que me llena de gusto.

– Usted que es técnico y que sabe mucho de fútbol, ¿qué opinión le merece Marcelo Bielsa? – Una gran contratación de Harold Mayne Nicholls. Bielsa refundó el fútbol profesional chileno con dos cosas que admiro: profesionalismo y algo que escasea en el fútbol, ¡decencia!

– ¿Cuándo comenzó a comentar y a escribir, Tito? – La primera vez fue para radio Minería, el ’80…me llamó Raúl Prado Cavada. Después Milton (Millas) me llevó a radio Nacional. También estuve en la Gigante, Monumental, Romance, en Mega y ahora estoy en la Agricultura. A Canal 13 llegué el ’82, para el Mundial de España. Y he escrito para El Mercurio, La Tercera, La Segunda, ahora para la revista de la ANFP. Además, estoy comentando el fútbol joven en el Canal del Fútbol, “CDF”. 

– Conceptúe a Nicolás Massú. – Un gran luchador. 

A Alberto Larraguibel. – Una leyenda en un país de grandes equitadores. Recordemos que en los JJ. OO. de Helsinki 1952, Oscar Cristi, César Mendoza y Ricardo Echeverría ganaron medalla de plata. Cristi ganó dos, una por equipo y otra individual…era el papá de María Angélica Cristi, la diputada. 

– A Iván Morovic. – Un genio. Tengo el gusto de conocer a Iván, tenemos una muy buena afinidad. 

– A Jorge “Chicho” García. – El fútbol es muy ingrato, no reconoce a fantásticos jugadores como el “Chicho”. Está el ejemplo de “Chamaco” Valdés y en Viña le ha pasado a muchas figuras, a los campeones del ’50 y ’52, incluso a (René) Meléndez, (Augusto) “Pelusa” Arenas, (Guillermo) “Chicomito” Martínez. El “Pelusa” era un crack…cuando se juntaba con Meléndez y con José María Lourido, “había que quitársela con una orden judicial”. 

– A Horacio de la Peña. – Perdón, antes de hablarte de Horacio quiero decir algo que tiene que ver mucho con Viña. Mucho antes que a Carcuro, al primero que escuché decir “me pongo de pie” fue a “Míster Huifa” (Renato González Moraga, periodista desaparecido). Renato decía cuando veía a Meléndez: “René Orlando Meléndez Brito, me pongo de pie”. Aunque tú me digas que en Viña se dice que el primero que lo dijo fue Luis Eduardo Gianelli (futbolista uruguayo de Everton y después periodista en la Quinta Región), yo al primero que oí decir eso fue a “Mr. Huifa”. Y Meléndez fue un gigante.

– Ahora sí Tito. Su impresión de Horacio de la Peña. – La mejor. Fue un gran jugador, explica muy bien el tenis… Horacio es te – nis – ti – za – do, sabe mucho, es apasionado, transmite pasión. Ojalá saque figuras para el recambio en Viña.

– De la Sra. alcaldesa Reginato. – Ella es una hacedora de cosas. En Chile es muy difícil hallar personas que hacen cosas y ella hace muchas por lo que sé, y bien. Es muy activa la alcaldesa. En deportes sé que ha hecho mucho… a través de los medios se sabe que la Sra. Reginato siempre está haciendo cosas por el deporte, siempre aparece con algo nuevo. 

– ¿Quiénes son los mejores deportistas de Chile, Tito? Para usted desde luego. – Es difícil medirlos por logros y calidad, por hazañas aisladas y por trayectorias. Pero son, sin importar el orden, Massú, González, Marcelo Ríos, Elías Figueroa, Zamorano, Salas, Larraguibel, Marlene Ahrens…

– ¿Y los mejores futbolistas? – Excepcionales, Pelé, Di Stéfano y Maradona. Después, Platini, Cruyff, Charlton… – ¿Chilenos? – Por puesto, Livingstone, Roberto Rojas y Claudio Bravo. Atrás, Elías. Y del medio para adelante, Carlos Reinoso, David Pizarro, Jorge Toro, Salas, Zamorano, Caszely y Leonel. Y de los actuales, Alexis Sánchez. 

– ¿Con qué ideas aportaría al deporte viñamarino, al municipal? – Bueno, debo decir que no hay antagonismo entre el deporte masivo y el de elite, excelencia. Entre los candidatos, los políticos de esta sociedad y el gobierno, deberían privilegiar la infraestructura, los estadios… hay que buscar en el fútbol joven, por ejemplo, una alianza. Hasta los 16 años el estado debe ayudar a los clubes, subvencionarlos, y los juveniles y profesionales que sean dependientes de su club. Es como en las universidades, a los que debes devolver un porcentaje por una beca o facilidad. En provincia no hay mejor espejo que el club local, Everton, Wanderers…de Arica a Punta Arenas. Yo he tenido la suerte de viajar por el mundo viendo fútbol, las políticas y también prácticas de los grandes clubes…fui director de las escuelas de fútbol de Católica. Esto es un rol social… ¿Me preguntas si me gustaría dar charlas y entegar mi experiencia a los jóvenes de Viña? Por supuesto, a todo deportista o formador le gustaría estar en Viña, si Viña es como el “Mónaco de Chile”…además, me cuentas que allá hay un gran e importante hincha de Católica (emite una prolongada carcajada Tito). Sí, el fútbol y el deporte son una labor social, a la que pueden seguir ligados ex futbolistas para formar y proyectar, como el “Chicho” García, “Chamaco” (Luis) Bustos, el (Claudio) “Cuchara” Salinas, el “Coca” Mendoza y el hijo del “Tanque” Alvarez (Claudio), quienes trabajan en la Municipalidad de Viña como me has dicho. 

Antes de despedirnos de don Tito Fouillioux, debemos remarcar el sorprendente conocimiento que tiene de futbolistas de todo el orbe. Está al tanto de todo, como un Bielsa o como cuando llegó a Canal 13, el ’82, y pidió suscripción para las más importantes revistas del mundo. Y qué memoria posee para recordar a deportistas de los 50, 60, 70… Un hombre que ha sido sano por el deporte, su vida. – Muchas gracias por su recepción, Tito, y lo mejor para usted en lo privado y deportivo. – No, al contrario, muchas gracias a ustedes, a la alcaldesa Reginato por acordarse de antiguos deportistas, la felicito por tantas cosas que ha realizado y mucho éxito en sus actividades, en las olimpiadas escolares, me trajiste un afiche…mucho éxito en todo lo que hagan.

3.018 visitas

Comenta esta Nota