CASA DEL DEPORTE

ico-clima
13.6 ºC
Lluvia débil

Marco Sotomayor: Sería espectacular ver a Valdivia y a Paredes juntos

Martes 28 de Marzo de 2017
Ilustrado, rotundo e influyente, uno de los periodistas deportivos con mayor audiencia en Chile recrea brevemente el encuentro con Argentina y anticipa el choque de esta tarde. “Hoy, la Roja debe jugar con absoluta vocación y convicción ofensiva”, requiere.
1.206 visitas
  • Marco Sotomayor: Sería espectacular ver a Valdivia y a Paredes juntos


En dependencias de radio Bío Bío, tras su retorno de Buenos Aires, uno de los comentaristas deportivos con mayor credibilidad de nuestro medio conversó en exclusiva con la Ciudad del Deporte sobre el encuentro del pasado jueves, adelantando asimismo el de hoy martes a disputarse en el Monumental. Marco Sotomayor, indisolublemente adherido a la perdurable imagen de Eduardo Bonvallet -tan seguido como él durante dos décadas-, comienza recordando dos incidencias clave del pleito anterior: “Sobre el tanto anulado al ‘Chapa’ Fuenzalida, me declaro absolutamente incompetente, porque la acción fue muy rápida. Pero, aun así, nos quedamos con la idea de que efectivamente estaba adelantado. Y en el penal, no tuve ninguna duda. ¿Sabes por qué? Porque, estando involucrado Di María, es simulación en un altísimo porcentaje. Al orejón, uno de los tipos más simuladores del fútbol mundial, los árbitros deberían tenerlo en la mira, por eso me sorprendió que Sandro Ricci se dejara engañar por él”.

Ahondando respecto a aquel duelo premundialista, el también periodista egresado de la U. de Chile y Magíster del Instituto de Radio y Televisión Española –y estudiante de Licenciatura en Historia, en la U. Católica-, determina: “Esta selección argentina, la del jueves por lo menos, debe estar entre las peores de la historia, sobre todo del mediocampo hacia atrás. Su estructura defensiva es desastrosa, absolutamente feble como quedó demostrado en el segundo tiempo, especialmente. Por eso, muchos abogábamos a que Chile tenía que salir a presionarla. Y por sobre el pésimo cometido del local en la segunda etapa, concretamente, nuestro equipo no hizo un partido tan brillante como muchos sostienen, no estando entonces a la altura del desafío. Después de jugar bajo sus posibilidades en Buenos Aires, farreándose un resultado favorable, a la Selección le está haciendo falta una victoria tan buena como contundente”.       

La propuesta natural frente a Venezuela debe ser totalmente ofensiva…

Absolutamente, saliendo con un equipo pleno de vocación y convicción ofensivas, erradicando un volante, tal vez, para darles entera libertad y sin encasillar tanto a atacantes bien abiertos. Me refiero a Eduardo Vargas, Nicolás Castillo y Alexis Sánchez, llamados a inquietar con sus habituales movimientos en diagonal, complementados por las constantes subidas por las espaldas de Jean Beausejour y Mauricio Isla.    

¿Esteban Paredes y Jorge Valdivia pueden jugar ahí?

Por supuesto, se puede jugar con una suerte de un “9” retrasado y, en ese sentido, ver a ambos juntos sería fantástico. Si el Mago está bien físicamente y Paredes tan bien futbolísticamente, las posibilidades de visitar el arco contrario serían mucho mayores. Incluso, se podría hacer un cuadrado en el mediocampo, actuando en una línea Charles Aránguiz con Arturo Vidal, ubicándose más arriba Paredes junto con Valdivia. Y en ataque neto, ya citamos a Alexis y a Vargas jugando abiertos, acompañados por un centrodelantero entrando y saliendo del área, como Paredes. Entonces, hay hartas variantes, por lo tanto no hay excusas para acusar falta de jugadores y para lograr un triunfo con autoridad. 

De acuerdo a dicho esquema, ¿a Pedro Hernández lo marginas del once titular?

Sí, aunque cuenta con la confianza de Juan Pizzi, no extrañándome verlo en el Monumental desde el arranque por ese motivo. Pasa algo con él: fue condenado por su actuación en Argentina, cumpliendo sin embargo dentro de los requerimientos del técnico. A algunos no les gusta, le piden ciertos movimientos como la primera marca sobre Messi en el primer tiempo o como un pivoteo en cada saque de Claudio Bravo, o que esté en ambas áreas cuando hay balones detenidos debido a su buen juego aéreo. En esa faceta, él cumplió, pero no le pidamos otras porque no aportará.  

A Fuenzalida también lo descartas…  

Porque preferiría afrontar el partido con un tipo más de ataque, ya que Venezuela puede juntar las dos líneas, trazando a mi juicio un 4-4-1-1 o un 4-1-4-1. Si fuera así, el Chapa necesitaría mayores espacios, aunque es muy bueno cuando volantea y llega a la línea de fondo, sabiendo jugar con y sin balón, además de poseer velocidad. Pero cuando esos espacios están reducidos, se complica porque nunca ha sido habilidoso, enredándose y chocando finalmente contra los defensas.

¿Tienes clara la oncena ideal?

No. Los de atrás sí están claros, se recitan de memoria (Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara, Beausejour). En el medio, tengo a Aránguiz, Vidal y Valdivia, y arriba colocaría a Vargas y a un “9” como Nico Castillo o a un “9” falso como Paredes, cerrando la formación Sánchez por la izquierda.

¿Posee armas Venezuela como dar un gran golpe?

Además de juventud, es una selección muy física que ejecuta transiciones rápidas, con las cuales puede dañar si te pilla mal parado.  Esperando el inminente ataque chileno, también puede generar inquietud con sus dos líneas bien pegadas. Eso tiene, fundamentalmente, e individualmente, un par de jugadores interesantes como Salomón  Rondón, su ariete central. Pero no tiene por dónde… ¡No, perdón, eso suena muy despectivo! Chile sí la aventaja con mayores proyecciones, muchas más, y si consiguiera un empate o la victoria, sería una sorpresa casi mundial. Ojo: Bolivia, hace seis meses, nos empató en el mismo Monumental.

Conviértete en una pitonisa, Marco: ¿Te la juegas con pronósticos para los restantes partidos de esta fecha?

Con marcadores, no, imposible, pero sí con tendencias. El encuentro Ecuador-Colombia es el de más difícil pronóstico, porque son fuerzas parejas, pero me la juego por un empate y local. En La Paz, empate entre Bolivia y Argentina; Perú le hará partido a Uruguay, quedándose los puntos en Lima; y Brasil superará a Paraguay, indiscutiblemente.

Optimista, Marco Sotomayor sueña viendo a una Roja ganadora tras la injusta derrota de hace cinco días. También sueña solazándose con la magia de Valdivia, el portento de Vidal, el timbre goleador de Paredes y con un ataque destructor, sendas para reinstalarla en el umbral de Rusia 2018. Sin olvidarse, cómo sí, de aquella noche elevada de Iván Zamorano en el Monumental, cuyo césped vio sus cinco tantos a la Vinotinto por las clasificatorias de Francia 98. Ni de otra noche soñada: la del 7-0 ante el mismo rival por la Copa América del 79, en Ñuñoa, donde Eduardo Bonvallet dijo presente.                     

por Mario Ramírez Escudero

1.206 visitas

Comenta esta Nota