CASA DEL DEPORTE

ico-clima
11.8 ºC
Despejado

Vladimiro Mimica: Si Chile repite esos superlativos 35 minutos exhibidos ante Alemania, le gana a cualquiera

Miercoles 28 de Junio de 2017
A horas de un esperado choque, el experimentado Cantagoles desmenuza el desempeño de la Roja en Rusia, dando también su receta para vencer al cuadro de Cristiano Ronaldo. Asimismo, recrea su lucida trayectoria, viajando por la historia de la Selección y de Everton.
613 visitas
  • Vladimiro Mimica: Si Chile repite esos superlativos 35 minutos exhibidos ante Alemania, le gana a cualquiera

Las vitrinas de la Ciudad del Deporte, no sólo circunscritas para los primeros actores, extienden hoy su serie con analistas especializados, quienes, en el caso de Vladimiro Mimica Cárcamo, dan sus impresiones amparados en una vasta y prestigiosa trayectoria. Tras emitir su distintiva voz por los micrófonos de Deportes en Agricultura, el indiscutible tonelaje del Cantagoles -quien desde hace seis décadas sufre y se solaza con la Roja-, analiza el cometido de ésta en Rusia, luego del empate ante Australia: “Un Chile muy desordenado jugó su más flojo partido. Hemos destacado en tantísimas oportunidades su funcionamiento colectivo, el cual esperábamos frente a los australianos, pero como no vimos su cohesión ni su ordenamiento táctico habituales, nos quedamos saboreando un trago amargo”.   

Mimica (17-3-1946, Punta Arenas) desarrolla sus conceptos: “Esperábamos el aporte de las figuras estelarísimas de Vidal y Sánchez, que no aparecieron para ponerse el equipo al hombro. Entonces, Chile hasta fue superado por Australia, siendo lo más rescatable el empate. Dejó tremendas dudas, fundamentalmente pensando en qué condición física llegará a la semifinal, ya que su rendimiento va en declive en ese aspecto. Aránguiz, quien termina ahogado, muy cansado y sustituido, ya no es el mismo de hace un año, por ejemplo. Eso, el desgaste físico, le está pasando la cuenta al cuadro nacional, que tendrá un día menos de descanso respecto a Portugal, que jugó a piacere ante los neozelandeses”.  

“Se daba por descontado el triunfo de Chile, pero, quizás, miró despectivamente al rival. En consecuencia, el empate fue ajustado, pero si alguien debió haber ganado por puntos, ese fue Australia. Claudio Bravo tuvo dos tapadones espectaculares, refrendándose entonces esa leve superioridad del contrario, y rescatando también la labor de Bravo porque llevaba más de sesenta días ausente. Así, no era fácil entrar en un momento en que no estaba asegurada la clasificación. Y ahora, se va a enfrentar al campeón de Europa, debiendo disputarse un gran partido”, determina el avezado periodista.    

¿Cómo se puede derrotar al campeón europeo?

Mejorando muchísimo, desde luego, y recuperando a quienes no estuvieron el domingo. Cuando nos preguntamos por qué no se le da tiraje a la chimenea o por qué no se prueba con otros, es porque no se puede prescindir de Gary Medel y Marcelo Díaz, valores insustituibles cuando buscas resultados. En todo caso, Paulo Díaz hizo un partido correcto, no desentonando al lado de Jara, lo propio Pedro Hernández, quien sin brillar volvió a cumplir. Fuenzalida no rindió, tampoco Mena, quien anduvo muy mal por su lado, siendo permanentemente superado. Mena, Aránguiz y Fuenzalida son bajas ostensibles que ha ido mostrando el equipo.   

¿Portugal, en el papel, es favorito?

Aunque hasta antes del cierre del grupo Chile era el gran candidato, hoy, por cómo llegan ambos, Portugal asoma como favorito, principalmente porque no adolece de gol. Si bien a Chile le falta convertir, quiero pensar en que volveremos a ver al equipo de aquellos iniciales treinta minutos frente a Alemania, porque ese equipo le gana a cualquiera. Esos fantásticos minutos frente a los alemanes fueron lo mejor que ha exhibido en este torneo, además de lo mejor desplegado en mucho tiempo.  

¿Apuesta al triunfo a pesar de la merma física?

Sí, absolutamente, tengo fe ante Portugal y para después también, frente a quien sea. Jugando con dientes apretados, concentrado y con sus mejores hombres, Chile puede vencer esta barrera, teniendo sólo la duda de su recuperación física. Si aguanta el ritmo de la semifinal conociendo el nivel de los lusos, que defensivamente son muy disciplinados, e insisto, si logra repetir esos 35 minutos frente a Alemania, a amarrarse los pantalones Portugal. Por otra parte, cuidado con México, porque está con sangre en el ojo y lo único que quiere es enfrentar a Chile. Alemania es un tremendo favorito, pero debería respetarlo mucho.                    

LA ROJA DE TODOS, LA ROJA DE SIEMPRE

Respetado también es el derrotero de Vladimiro Mimica, quien en más de medio siglo ha sido testigo privilegiado del andar de la selección nacional. Consultado por la de hoy y por las de antaño, sus apreciaciones no reflejan dudas: “Soy muy prudente cuando se califica a esta Roja como la mejor de todas, aunque es fantástica y ha logrado triunfales resultados, sin embargo no comparto esa calificación: para mí no lo es. Sí hay tres o cuatro que están cuatro escalones arriba -Sánchez, Vidal, Bravo y Medel-, quienes están en cualquier equipo ideal de todos los tiempos. Los más veteranos dirán, ‘Bravo no es más que Sergio Livingstone’, no lo sé, pero el Cóndor Rojas, si no hubiese sido por esa chambonada en el Maracaná, es el mejor arquero de la historia”.

“Bravo tiene cifras, muchos partidos, ha jugado en Europa, en fin. Lo mismo Gary, Vidal y Alexis, pero cuando hablemos de los mejores de todos los tiempos, debemos respetar a Salas, Elías Figueroa, Zamorano, Caszely, Chamaco Valdés, Jaime Ramírez, Jorge Toro, Eladio Rojas, Leonel Sánchez… Entonces, seamos prudentes al decir que esta es la mejor generación histórica, reconociendo sí que es la de mejores resultados”, prolonga.

Enfrascado en esta pasión, Mimica amplía: “¿Isla es superior al Fifo Eyzaguirre, a Mario Galindo o al Chano Garrido? No. ¿Medel es más zaguero central que Elías y Jara que Alberto Quintano? No, tampoco. Insisto: hoy, tres o cuatro son superlativos, no son más”.      

¿Y remitiéndonos a los entrenadores: Fernando Riera, Luis Álamos, Marcelo Bielsa, Juan Pizzi…?

Aquí se habla con mucha facilidad de que Bielsa le cambió el switch a nuestro futbolista, sí, sin dudas, pero no olvidemos a José Sulantay, quien en el Mundial de Canadá 2007 pudo haber sido campeón mundial juvenil con Vidal, Toselli, Isla, Medel, Carlos Carmona… Sí, pudo, si no es por la torpeza de Medel, expulsado en la semifinal frente a Argentina y dejándonos con diez. Ese equipo jugaba a la ofensiva.  

¿Hubo otros clubes o selecciones actuando ofensivamente ante cualquier rival aun de visita?   

La del 74 era una selección súper ofensiva con el Zorro Álamos en el banco, asistido por Pedro Morales en el Mundial de Alemania Federal, donde jugó de igual a igual contra los locales, perdiendo apenas 1-0 (…) Esa fue una de las grandes selecciones chilenas jugando al ataque. También destaco al Ballet Azul y al Colo Colo 73, pero quienes se aferran sólo al resultado dirán “a quién le ganó esa U en el campo internacional”. Y ese Colo Colo, para mí el mejor de toda su historia, casi gana la Libertadores si no es por impresentables arbitrajes, tras imponerse en el Maracaná e igualar en Argentina la primera final.                      

DESDE LA ANTÁRTICA, UN CANTO AL GOL

En este viaje por la añoranza deportiva, válido es escudriñar los comienzos del dueño de radio Antártica, de la magallánica Punta Arenas. “Luego de relatar desde muy niño en mi ciudad, en Santiago debuté en abril de 1969 por radio Cooperativa, en un partido jugado por la UC en Santa Laura. Y gracias a Sergio Brotfeld, quien me dio la feliz oportunidad”, puntualiza el Cantagoles, detallando además:

“De Chile 62 sigo a la Roja, teniendo la posibilidad después de ir por radio Polar, de Punta Arenas, al Mundial de Inglaterra 66, conociendo allá a la gente con la cual posteriormente compartí con gran generosidad su tremenda calidad. Cuando nuestros relatores eran los mejores de la lengua hispana. Desde ahí inicié un camino donde me encontré con Sergio Silva, Darío Verdugo, Raúl Prado, Julio Martínez, Nicanor Molinare, Gustavo Aguirre, Brotfeld, Sergio Livingstone, Néstor Ítalo Isella, Milton Millas, Pedro Carcuro, Aldo Schiappacasse… Con tantos. Con el Gordo (Carlos Alberto) Campusano, brillante relator que se nos fue tan joven, ¡y con el Gringo (Hans) Marwitz, notable…! Debería seguir, si la calidad no se mide con el carnet de identidad y el Gringo tenía buena voz, ritmo, cultura. Es un pecado mortal que la radio no lo tenga hoy en su vitrina deportiva. De verdad, me emocionas recordando a gente muy significativa en la historia de mi vida”.       

¿Cómo y por qué está hoy en la Agricultura?

Por una circunstancia muy especial, requerida por Milton Millas en abril después de relatar el clásico entre Colo Colo y la U en radio La Clave. Ese día, creyendo que era mi último partido, recibí un llamado de él, quien atraviesa por un momento complejo de salud. Me dijo: “Despidámonos en el Torneo Confederaciones con esta generación que no hemos tenido la oportunidad de transmitirla juntos. Transmitamos la final desde Rusia”.

Y no fueron…

Lamentablemente, Milton no estaba en condiciones porque se sometió a un tratamiento, entonces me dijo que viajara solo a Rusia, no aceptando ya que mi incentivo principal era haber ido con él a compartir una última gira internacional. No se dio, pero a lo mejor se da para el Mundial.  

CIUDAD DEL DEPORTE: “LOS VOTOS NO SE REGALAN”

“No podría ser juez de un alcalde de una ciudad donde no estoy todos los días, pero a la distancia y como ex primera autoridad de mi tierra de siempre, veo la abrumadora cantidad de votos que obtiene la señora Virginia Reginato. Ese es el veredicto de las grandes mayorías, que en democracia se deben respetar, y se lo ha ganado porque los votos no se regalan, pues se ganan merced a una acertada gestión. Cuando te brindan una, dos y tres oportunidades, es porque esa trascendente labor la estás haciendo muy bien. Ese es mi juicio desde una larguísima distancia sin estar en el día a día en la Ciudad del Deporte”, decreta el también alcalde de Punta Arenas, en el período 2008-2012. 

“Sí puedo hablar con mayor conocimiento sobre una ciudad turística por excelencia, del Casino Municipal, del Festival de la Canción, del Reloj de Flores, del Sporting Club y, primordialmente, de Sausalito, sede de tantos y tantos eventos desde que se llamaba estadio El Tranque”, complementa.                       

Y sí puede hablar con absoluta autoridad sobre Everton, que hace cuatro días cumplió 108 años…  

Everton es un trozo muy importante de la historia de nuestro fútbol, lo recuerdo siguiéndolo por radio, en onda corta, y soñando con el equipo de Augusto Pelusa Arenas, del Tano Salvador Biondi, del Gitano José María Lourido, del arquero Carlos Espinoza y fundamentalmente de René Orlando Meléndez, un jugador brillante y su figura más grande. Ellos, junto a futbolistas de rica factura técnica, alineaban en el tremendo equipo campeón del 50 y 52.

¿Qué recuerda del revolucionario Everton del 76?

Seguí por muchos estadios del país aquella campaña del 76, brillantísima, campeón con  Pedro Morales dirigiendo a un cuadro notable que pudo haberse coronado dos años consecutivos (canta de memoria la oncena titular, de Leopoldo Vallejos a José Luis Ceballos). Fue la época en la cual el casino se involucró fuertemente y de la cual tengo recuerdos inolvidables: cómo no añorar a Hernán Chamullo Ampuero, a Antonio Martínez, a Rosamel Miranda, ayudante técnico de un equipo maravilloso. Y a un Sausalito lindísimo con cabinas muy estrechas, pero donde se respiraba la laguna y el ambiente siempre gratísimo de Viña.   

por Mario Ramírez Escudero

613 visitas

Comenta esta Nota