CASA DEL DEPORTE

ico-clima
21.7 ºC
Nubes dispersas

Thomas Bock: Fue muy lindo batir la ola de Pipeline, la más famosa y peligrosa del mundo

Jueves 28 de Diciembre de 2017
Designado como uno de los 50 héroes deportivos del año, el surfista viñamarino revive su gran hito marcado en Hawái con apenas catorce años y adelanta su próxima temporada.
404 visitas
  • Thomas Bock: Fue muy lindo batir la ola de Pipeline, la más famosa y peligrosa del mundo
Tomi, el sudamericano más joven en dominar la Gran Ola, habla también del Circuito Latinoamericano a inaugurarse en Reñaca el 7 de enero.

Héroe del deporte viñamarino e internacional, Thomas Jesús Bock Vio comienza desde sus precoces y decididos catorce años a repasar un año que culmina victoriosamente y a, envuelto en sueños igualmente triunfales, prever un nuevo almanaque: “El 2017 fue un buen año para mí, el mejor de mi carrera, ya que competí, viajé y pude enfrentar la famosa ola de Pipeline, ubicada en Hawái. Además, adquirí experiencia en las aguas de Isla de Pascua, Arica, Pichilemu, Puertecillo…”, descubre Tomi a la Ciudad del Deporte, mientras lo oye orgullosamente su más férreo sostén: Johannes, su padre y amigo inseparable.  

Reviviendo el mayor episodio de su vida deportiva, aquel perpetrado cuando comenzaba este año -en febrero- y sometió a la voraz ola hawaiana, Thomas cuenta: “Fue muy lindo estar frente a esa peligrosa ola, además de conocer a surfistas que, cuando más niño, los veía en videos. La verdad, nunca pensé en conocerlos ni en descubrir olas nuevas, o en vivir esa experiencia a esta edad. Fue un gran sueño hecho realidad. La surfeé (la temible ola) como tres metros, pero es mucho más grande. Y no fui a competir, sino a entrenar a un lugar más exigente, donde el peligro está ahí, donde ha muerto una gran cantidad de deportistas. Entonces, soy el más joven de Sudamérica en batirla”.

Por esta acometida, con saldo feliz, el bisoño surfista fue galardonado por el diario La Tercera como uno de los 50 Héroes Deportivos de 2017, en una gala que reunió hace dos semanas a lo más granado de la escena deportiva de nuestro país. Ese día, Tomi, nacido en Viña del Mar el 20 de julio de 2003, recibió la condecoración de héroe flanqueado por figuras que, como él, pusieron al país en órbita mundial. También, la ocasión sirvió para tributar a figuras ya retiradas y a otras que ya emprenden el camino al inexorable ostracismo…

Gustavo Guga Ortiz, Claudio Romero, Alberto Abarza, Kevin Rubio, Cristian Garin, Marcelo Díaz, Milovan Mirosevic y -entre la cincuentena de laureados- la también viñamarina María José Mailliard conformaron junto a Tomi Bock eslabones de una cadena emotiva que nos hace vibrar, por las historias de esfuerzo, superación y triunfos. Y también una leyenda de nuestro deporte, Juan Ostoic, quien en 1950 integró la selección adulta de básquetbol que remató tercera en el Mundial de Argentina, interviniendo además en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y Melbourne 1956 (sí, Juan Ostoic, quien todos los días nos entrega cultura y un gratísimo pasatiempo, “desafiándonos” con los puzles de La Tercera, cuya firma de Jota O legitima su plena vigencia).     

Sano como el deporte, hogareño, estudioso, “me va bien el colegio, pasé a primero medio”, dice, y hermano de Juan Vicente y de León, “de seis y un año”, el hijo de María Luisa Vio revela sus inicios. “A los seis años empecé a surfear, cuando mi papá me llevó a Concón. Como me gustó, íbamos todos los fines de semana, alejándome un poco después del mar. Mientras tanto, empecé a andar en skate y a jugar fútbol, pero volví a las aguas. A los nueve años fui a clases de surf, nos regalaron una tabla y ya a los once estaba todos los días metido en el agua. Y a los doce años tuve mis cosas: traje, tablas…”.

La pasas harto sobre el agua, ¿cuántas horas?    

Mínimo, entre dos y tres horas y si está buena la ola en el Quinto Sector de Reñaca, adonde siempre voy porque está cerca de mi casa, puedo estar hasta cuatro o cinco. Y sí, todos los días practico, estoy cien por ciento dedicado a esto y a los estudios, a nada más.  

¿Cuándo comenzaste a participar en campeonatos?

El 2013, en la costa de Chañaral, donde obtuve un cuarto lugar. Después, poco a poco fui avanzando, hasta convertirme en el mejor chileno de mi edad. En cuanto a los viñamarinos, somos pocos los mejores del país, no más de cuatro, y compito en todas las categorías contra niños de más edad: Sub 14, Sub 16, Sub 18 y open.     

¿Cuál es tu mayor destreza?

El equilibrio es lo principal, es casi todo lo que necesitas para tener un buen rendimiento, junto con la concentración y la práctica constante. Si están las tres cosas, no debería haber problemas a la hora de competir ni sentir miedo. Cuando chico sentía, pero ya no tanto, o sea, ya no me da miedo.

“El 2018, quiero estar entre los cinco mejores en el ALAS y ser campeón nacional”

Entre el 7 y 9 de enero, el Sector 5 de Reñaca será la costa que dará la largada a las primeras etapas clasificatorias panamericanas para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, albergando la fecha inicial del Circuito Latinoamericano organizado por el ALAS Latin Tour. De este panorama viñamarino y de otros certámenes de 2018 habla Thomas. “Mi meta principal es quedar como campeón nacional e ir a competir afuera, a los campeonatos latinoamericanos, empezando por Reñaca en enero, donde habrá un nacional y un ALAS. Además de este, que es más de nivel mundial porque vendrá gente de muchos países, estaré en otros dos a realizarse en Chile en mayo y octubre, en Iquique y Pichilemu”.  

¿Te cuesta solventar económicamente una agenda tan nutrida como esta?

Sí, el apoyo de ese tipo es demasiado importante para poder entrenar y viajar, porque un surfista viaja harto para ganar experiencia en olas distintas y porque lo mejor es prepararse con entrenadores de otros países, que han sacado campeones mundiales. También, siempre voy a estar necesitando tablas, porque como son de un material ligero se rompen muy rápido. Y son caras; afortunadamente tengo un par de marcas que nos las venden en 200 mil pesos.

¿Cómo te gustaría representar a tu ciudad de siempre, Viña, en los mares del mundo?  

Como nací y siempre he vivido acá, aunque sean sólo catorce años, sería muy lindo representarla en todo Chile y en varias partes del mundo como uno de los pocos viñamarinos que destaca en el circuito nacional e internacional a mi corta edad. Mi papá me costea casi todo, tenemos una marca que nos auspicia, pero muchas veces ese apoyo no me alcanza porque este no es un deporte barato.

¿Cuál es tu mayor sueño para 2018, teniendo al frente un largo recorrido deportivo?  

Terminar entre los cinco mejores en el ALAS y ser campeón nacional. Y, ya que hablábamos de Viña, decir nuevamente que me encantaría representarla junto a mi país porque es mi ciudad de origen, mostrando en mi tabla la marca Viña Ciudad del Deporte.

Acá, nos hemos sorprendido con los sueños de un niño, con las metas de un novel deportista que hace diez meses, con destreza de veterano, sencillamente burló al rompiente máximo del mundo del surf. Acá, nos hemos emocionado con la historia de esfuerzo y de superación de uno de los 50 héroes deportivos de 2017, y con el hito de un portento congénito de la Ciudad del Deporte.      

por Mario Ramírez Escudero

404 visitas

Comenta esta Nota