3 de agosto de 1936

Sabado 03 de Agosto de 2013
En los JJ. OO. de Berlín, un estupefacto Adolf Hitler vio el momento en el que el velocista estadounidense Jesse Owens logró su primera medalla de oro en esa competición.
472 visitas
  • 3 de agosto de 1936

En los JJ. OO. de Berlín, un estupefacto Adolf Hitler vio el momento en el que el velocista estadounidense Jesse Owens logró su primera medalla de oro en esa competición. El primer gran sprinter de la historia, ganó los 100 metros planos con un tiempo de 10s 4.

472 visitas

Comenta esta Nota