CASA DEL DEPORTE

ico-clima
16.2 ºC
Despejado

17 de diciembre de 1997

Martes 17 de Diciembre de 2013
Marcelo Salas, el mejor de América, fue vital para que River Plate depositara en sus vitrinas el único trofeo que no lucía: la Supercopa.
741 visitas
  • 17 de diciembre de 1997

Marcelo Salas, el mejor de América, fue vital para que River Plate depositara en sus vitrinas el único trofeo que no lucía: la Supercopa. En Buenos Aires, el Matador anotó los dos del 2-1 ante São Paulo, el segundo tras una maniobra propia de los elegidos que rubricó con su botín derecho. Cuando el marcador estaba en blanco, el Chileno ingresó por Enzo Francescoli, lesionado.

741 visitas

Comenta esta Nota