CASA DEL DEPORTE

ico-clima
11 ºC
Despejado

12 de enero 1979: Verguenza en Paysandú

Viernes 12 de Enero de 2018
Roberto Cabañas, recién fallecido, marcó tres en el 6-0 de Paraguay a una adulterada Roja.
529 visitas
  • 12 de enero 1979: Verguenza en Paysandú

Uno de los casos más negros del deporte chileno lo perpetró su fútbol en el Sub 20 de Uruguay 1979, adonde la Selección dirigida por Pedro García viajó con malas artes a disputar la clasificación al Mundial de Japón. Y como la Casa del Deporte invariablemente ha enaltecido el fair play y la pureza de la actividad física, su misión primaria, hoy no puede encubrir en sus memorias esta bajísima artimaña. A Paysandú, Chile llevó veinte jugadores, diecisiete con pasaportes falsificados, cumpliendo con la edad reglamentaria sólo Óscar Meneses, Fernando Astengo y José Luis Pelé Álvarez, mientras el Cóndor Rojas, Raúl Ormeño, Juan Carlos Letelier, Osvaldo Arica Hurtado, Edgardo Fuentes, Mariano Puyol, Osvaldo Papudo Vargas, entre otros, fueron víctimas, ¿o cómplices?, del vergonzoso acto urdido por la ACF (Asociación Central de Fútbol), presidida entonces por Eduardo Gordon Cañas. Y a pesar de formar un buen seleccionado, la Roja cayó el 12 de enero escandalosamente también en el debut ante Paraguay, anotando tres cifras del 6-0 un atacante rudo, talentoso, valiente, mañoso, de eximio cabezazo: Roberto Cabañas. Después, en el grupo conformado además por Brasil, Colombia y Bolivia, la escuadra nacional remató en la tercera posición, clasificando a Japón el organizador, Paraguay y la Argentina de Maradona, Ramón Pelado Díaz y Pichi Escudero, campeona en la cita nipona. Al regreso, fue encarcelada la mayoría de los involucrados, entre ellos el DT García y Enrique Jorquera, directivo de la ACF, como también funcionarios del Registro Civil y de una agencia de viajes. Menos el cerebro mayor: el general Gordon. En 2014, Juan Carlos Letelier, en entrevista concedida a la Casa del Deporte, recordó la oscura vivencia: “Estuve once días en la Penitenciaría, incomunicado y en una celda de un metro. Con mis padres, que iban de Viña a verme a ese infierno, sufrimos mucho. Quise dejar el fútbol…”, testimonió. Y en ese duro revés sufrido en el estreno, citamos a Roberto Cabañas, fallecido hace tres días a sus cincuenta y cinco años. Duro de roer y siempre guapeándole a todo cancerbero, el guaraní gozó el éxito desde juvenil, de cuando defendió a Cerro Porteño y al Cosmos de Nueva York -junto a Beckenbauer, Carlos Alberto, Wim Rijsbergen, a su compatriota Romerito-, para después, ya curtido, vestir la roja de un notable América de Cali  (con Julio Falcioni, Ricardo Gareca, Willington Ortiz, Roque Alfaro) y la Oro y Cielo de Boca Juniors, coincidiendo en ésta con el Beto Acosta, Carlos Tapia, Diego Latorre. Autor de dos goles ante Bélgica en México 86, Cabañas ganó además la Copa América de 1979, luego de imponerse a Chile en tres finales. Su juego, aun brusco y temible, pero lleno de gol y coraje, no pasó inadvertido por el planeta fútbol. ¡Hasta siempre, Roberto!  


529 visitas

Comenta esta Nota