CASA DEL DEPORTE

ico-clima
7.4 ºC
Despejado

03 de julio 1987: Brasil, humillada por la Roja

Martes 03 de Julio de 2018
Cumpliendo una faena prodigiosa, la Selección le endosó un 4-0 al Scratch en la Copa América de Argentina.
355 visitas
  • 03 de julio 1987: Brasil, humillada por la Roja

Con un Cóndor Rojas sencillamente morrocotudo, un Koke Contreras macanudo en la elaboración de un fútbol bellísimo y dos delanteros letales, Ivo Basay y Juan Letelier, la selección nacional logró una gran victoria sobre Brasil en la Copa América del 87. En Córdoba, donde Rojas voló monumentalmente para abortar los festejos rivales, asomaron también las figuras de Jaime Pizarro, Fernando Astengo y Héctor Puebla, bastiones de un equipo que aplastó al entonces tricampeón mundial, integrado por Careca, Raí, Romario, Muller, Valdo… El triunfazo comenzó a gestarse sobre el cierre de la primera parte, cuando Basay batió a Carlos luego de un preciso tiro libre de Jorge Contreras, quien ese día cumplía 27 años de vida. Pronto, antes de los cinco minutos del complemento, fue Letelier quien estiró la ventaja gracias a un notable sombrero que besó las redes verdeamarillas. La Roja no detuvo su acelerador, pues a los veintidós encajó el tercero después de un córner ejecutado por Koke y rematado por Basay con una paloma. Y a los treinta, Letelier coronó una noche feliz al inscribir una obra de antología, la cual recrea la Casa del Deporte: a setenta metros del arco rival, Pizarro entregó a Astengo, quien en una aventura ávida de gloria se juntó con Letelier, definiendo el porteño con un voleo ante una humillada zaga canaria. GO-LA-ZO. Tras esta exhibición de auténtico jogo bonito, la escuadra nacional superó a una brillante Colombia en semifinales, derrotándola en un dramático alargue con tantos de Jaime Vera y de Astengo. Y si usted se pregunta “cuántas veces le hemos ganado a Brasil en Copa América”, Viña y la Historia del Deporte lo ilustra: dos, registrándose la primera en Montevideo, donde Cuá Cuá Hormazábal (2), Leonel Sánchez y René Orlando Meléndez convirtieron en un 4-1, en 1956.

355 visitas

Comenta esta Nota