CASA DEL DEPORTE

ico-clima
7 ºC
Nubes dispersas

Niños y cuarentena: 7 consejos para enfrentar mejor esta pandemia

Viernes 24 de Julio de 2020
El COVID-19 y este contexto de confinamiento no solo han afectado nuestra salud física, sino también nuestra salud mental. A continuación, compartimos algunas recomendaciones que pueden ser importantes para sobrellevar este período.
95 visitas
  • Niños y cuarentena: 7 consejos para enfrentar mejor esta pandemia

La doctora Cecilia Piccardo, pediatra de Clínica Las Condes, entrega 7 relevantes sugerencias para todos los padres que quieren apoyar a sus hijos durante esta situación de crisis sanitaria y cuarentena.

1.- Invitar a tu hijo a conversar sobre las emociones

Los niños pequeños aún no cuentan con estrategias para afrontar una situación de estrés, puede que aún no entiendan sus emociones, ni sean capaces de comunicar sus sentimientos a sus padres. No necesariamente el niño que más llora es el más triste, por lo que debemos estar atentos a cambios sutiles en el comportamiento de nuestros hijos que puedan reflejar su estado anímico. Asimismo, estudios demuestran que la mayoría presenta miedo a que sus padres enfermen.

2.- Reconocer los cambios de humor y comportamiento en tu hijo

Durante este período, es esperable observar en los niños:

Ansiedad, distracción.

Oposicionismo, irritabilidad.

Ánimo triste.

Cambios en el sueño y apetito.

Es importante comprender que estas emociones y cambios de comportamiento obedecen a razones que no pueden controlar. Cuando te enfrentes a una situación de pelea, rabia o pataleta, tratar de mostrarse tranquilo para poder ayudarlo a regularse. Acércate a tu hijo en forma cariñosa tratando de empatizar con él, intenta calmarlo y distraerlo (evita retarlo en ese momento, no ayudará).

Una vez que el niño esté más calmado, es el momento ideal para ayudarlo a reflexionar en torno a lo que pasó y enseñarle formas más adaptativas de expresarse.

El cumplimiento de rutinas habituales permite una mejor regulación de las emociones. Si pese a estos consejos, notas que estos sentimientos se acentúan o no puede manejarlos, consulta al pediatra para que lo evalúe y entregue más herramientas de ayuda.

3.- Ofrecer espacios de conversación abierta

Invita a tus hijos a preguntar con sinceridad sus dudas.

Explica en palabras simples las medidas que se han tomado como país y las que han tomado como familia para prevenir el contagio.

Es importante transmitirles seguridad.

Responde las preguntas con honestidad.

Refuerza que es normal tener sentimientos de tristeza o rabia.

En los niños más grandes y adolescentes ofréceles un espacio para conversar sobre sus sentimientos, con preguntas abiertas tales “¿cómo te sientes?”. Verbaliza frases de apoyo y contención como: “acá estoy si quieres conversar”.

Antes de dormir, una buena estrategia es hacer 2 preguntas a tu hijo: ¿qué es lo que más te gustó en el día? Y ¿qué fue lo que menos te gustó? De estas simples preguntas aparecen respuestas que nos pueden reflejar su estado de ánimo y trabajar en torno a este.

 4.- Aprovechar de pasar tiempo en familia

Hay que intentar ver esta cuarentena como una posibilidad de pasar más tiempo en familia. Para los niños y adolescentes, tener a sus padres cerca les genera una sensación de seguridad y felicidad.

Asegura horarios protegidos para comer en familia es una gran oportunidad de conversación.

Deja por lo menos 15 minutos exclusivos para realizar una actividad con sus hijos, ellos se lo agradecerán.

 5.- Ofrecer actividades de entretención simples para sus hijos

No es necesario gastar dinero comprando nuevos juguetes.

Invítalo a realizar una actividad entretenida como un dibujo, una figura con plasticina o armar un cubo; los materiales de desecho se pueden convertir en grandes construcciones.

Bailar juntos, cantar una canción, leer un libro, son actividades que generan calma y cercanía.

Intenta mantener una actividad deportiva acorde al espacio físico donde viven; el ejercicio mejora nuestra capacidad aeróbica, nos aumenta sensación de placer y nos mantiene saludables.

 6.- Ser cuidadoso con el uso del tiempo de pantalla

Es probable que tu hijo pase más tiempo viendo televisión o conectado con algún medio electrónico o en redes sociales.

En los niños pequeños las pantallas proveen entretención, otorgando un espacio de tranquilidad para que los padres puedan realizar labores de la casa o teletrabajo. Si esta es tu situación, recomendamos instalar programas educativos, en que los niños aprenden a través del juego; cerciórate de que los dibujos animados que ven sean adecuados para la edad, no tengan violencia y promuevan el juego en movimiento.

En los niños más grandes y adolescentes, las redes sociales son una herramienta que le permite sentirse cerca de sus pares, pero al igual que los niños más pequeños, es importante la supervisión de lo que ven. Intenta compartir con ellos tiempos de pantallas.

En todas las edades es importante establecer horarios de uso.

Considerar que los medios sociales pueden otorgar información errónea y generar mayor ansiedad, favorece conductas de mayor irritabilidad y menor tolerancia a la frustración.

Evita ver noticias frente a tu hijo y hacer comentarios que puedan generar miedo, ansiedad y siempre explica los contenidos de la información entregada. Evita la sobreexposición a noticias y prefiere fuentes confiables.

7.- Intentar reconocer tus propias emociones y dejar un espacio de autocuidado

El temor a enfermar, la preocupación económica, la dificultad para realizar trabajo desde casa, aumento de la demanda de los hijos, realizar quehaceres del hogar, imposibilidad de visitar a nuestros seres queridos, entre otros, son una suma de factores que contribuyen al estrés vivido por la gran mayoría de las familias, afectando las habilidades parentales.

Es probable que tú, al igual que la mayoría de los padres, te encuentres en esta situación. Te invitamos a buscar tranquilidad en alguna actividad sencilla como hablar por teléfono con un amigo o amiga, leer, realizar actividad deportiva, conversar en pareja, tejer, cocinar, etc. Recuerda que los niños son extremadamente sensibles a los estados emocionales de sus padres y cuidadores, por lo que debes transmitirles seguridad y afecto.

Fuente www.clinicalascondes.cl 

95 visitas

Comenta esta Nota