CASA DEL DEPORTE

ico-clima
10 ºC
Despejado

Por Fútbol, temple e instinto ofensivo, Everton se alzó como candidato ante San Luis

Lunes 07 de Agosto de 2017
Si bien restan 13 fechas para el final, los viñamarinos presentaron el sábado sólidas cartas para ilusionarse. Y ojo, cuidado, atención: Cuevas, Salinas, Rubio y compañía pueden noquear a cualquiera.
928 visitas
  • Por Fútbol, temple e instinto ofensivo, Everton se alzó como candidato ante San Luis

Seis mil espectadores vieron a un ciclón en Sausalito el sábado último, a un verdadero huracán que, con fútbol bello, osado y predominantemente ofensivo, sacó patente de candidato en el Transición 2017, jugada la segunda fecha. Everton, tras recibir dos tibias aproximaciones de San Luis en los primeros minutos, empezó a sacudir la puerta rival pronto, a los once, cuando la Ciudad del Deporte certificó el retorno matador de una de las figuras de la noche: el Pato Rubio, quien superó al portero quillotano con un cabezazo certero, luego de un medido centro de Óscar Salinas, también convertido en figura de la jornada.

Veinte minutos después, el local estableció una manifiesta superioridad por intermedio de un contrataque mortífero, culminado con un frentazo de Juan Cuevas, otro pilar en esta victoria que convoca a los elogios y, a la hinchada viñamarina, a soñar con la mencionada candidatura aun restando trece eslabones. Revivamos el 2-0: a ochenta metros de la zona amarilla, surgió el avance por el sector de las preferenciales, centrando Rubio y Pipino Cuevas estremeciendo el horizontal y la espalda del golero visitante.

El ritmo vertiginoso del lance perduró, registrándose a los 31’ una acción confusa que terminó con el balón en la red del conjunto de Cheito Ramírez. Sin embargo, el pito del encuentro invalidó el autogol de Opazo por mano previa de Salinas, evidente a nuestro juicio, ante los irascibles reclamos de Pablo Sánchez. Impotente, San Luis equivocó el camino a poco del cierre de la primera mitad, cuando Pablo Ruiz fue expulsado por cometerle una ruda falta a Cuevas. En ese momento, literalmente, el encuentro se acabó, aunque los “milagros” siempre han existido.     

El poder ofensivo ruletero siguió brindando fiesta a los suyos, desde la partida del segundo período, originándose a larga distancia del área canaria otro contragolpe, formidable esta vez. Salinas condujo la pelota ochenta metros antes de habilitar a Cuevas, quien con su zurda galana estiró el tablero sobre la salida de Ignacio González. Acá nos detenemos para graficar qué elementos aplicó el dueño de casa en esta conquista: vivacidad, convicción, visión panorámica, técnica en velocidad, vértigo… O sea, un compendio de cómo atacar con agresividad a pesar de un 2-0 virtualmente timbrado.

Y transitando por el minuto catorce, Sausalito vio un nuevo paseo del local, también iniciado en terreno propio y a una distancia lejana de la otra estantería. Jaime Carreño juntó su talento con el de Cuevas, devolviéndole éste la pared de taco al recoletano, que habilitó a Lucas Mugni. El ex hombre del Flamengo de Río sorteó a un zaguero con un túnel, trastabillando en su intención de convertir, pero asomó Pato Rubio para establecer el 4-0 final con un derechazo ganador al primer poste.                       

Ya absolutamente vencido, San Luis se creó la única posibilidad de anotar el gol del honor pasado el minuto treinta, la cual es muy justo consignarla porque nos hizo recordar la obra maestra de Marcelo Salas perpetuada en 1998, en Wembley. Ignacio Lara, zurdo como el Coto Sierra, le puso el balón en el pecho a Mauro Caballero, quien después de un fino control casi batió a Lobos con un sombrero, estrellándose el remate en el horizontal, lamentablemente. Lamentable, porque ese calco de la joya Sierra-Salas mereció como colofón el gol en una noche de golazos y de bello fútbol.          

El próximo sábado, el Oro y Cielo –exclusivo líder del Transición junto a U. de Chile- viajará a San Carlos de Apoquindo, a enfrentar a la UC.                                             

CUEVAS, RUBIO Y SALINAS HECHIZARON EN VIÑA; Y EN RANCAGUA, EL MAGO VALDIVIA

Además de la goleada de los de la Ciudad del Deporte, la segunda fecha registró estos marcadores:         

En el Nacional, la U derrotó 2-1 a Deportes Temuco, valiéndose de las conquistas de Gustavo Lorenzetti, autor del tanto definitivo a los 78’ después de la apertura señalada por Cris Martínez, a los 24 minutos.  

En la Sociedad Minera El Teniente, Colo Colo dio cuenta de O’Higgins por 3-1, con anotaciones de Jaime Valdés, Fernando Meza y el Mago Valdivia. A los 24, tras el penal de Valdés, Pablo Calandria puso la transitoria paridad.  

Unión Española y la UC animaron un viejo encuentro en el estadio más antiguo de Chile, Santa Laura, donde la Furia Roja se quedó con los tres puntos merced al acierto de César Pinares.   

Roberto Pájaro Gutiérrez fue el verdugo de Curicó Unido, dándole los dos goles a Palestino en el 2-1 en La Cisterna, donde marcó el empate parcial Alfredo Ábalos, volante trasandino.   

En la Octava Región, la U de Concepción igualó a dos con Wanderers, convirtiendo en ambas ocasiones Hugo Droguett para el local, y Jean Paul Pineda y Francisco Alarcón (defensor penquista) para los caturros.   

Huachipato, en Talcahuano, festejó en la agonía frente a Audax: Jefferson Soteldo, subcampeón mundial juvenil con Venezuela hace dos meses en Corea del Sur, decretó el 2-1 definitivo ante Peric.

Y en Antofagasta, el local cerró la fecha enfrentado a Iquique, escuadras que igualaron en blanco conforme a las acertadas actuaciones de los porteros Paulo Garcés y Brayan Cortés. Mario Ramírez Escudero     

928 visitas

Comenta esta Nota