CASA DEL DEPORTE

ico-clima
21 ºC
Despejado

Luka Tudor: En Viña abriré los sentidos y escucharé con el corazón

Viernes 04 de Enero de 2019
Romántico impenitente, el Hombre 7 del fútbol chileno adelanta su desempeño como jurado de Viña 2019 y revela su gusto musical. Solazándose con Luis Miguel, Alejandro Sanz, Earth Wind and Fire y Michael Jackson, el Tenor avisa: “Si me piden cantar, elegiría el tema Eres mi debilidad, de Marcos Llunas. Acá, conozca más al chispeante deportista récord…
1.384 visitas
  • Luka Tudor: En Viña abriré los sentidos y escucharé con el corazón

En la alborada de un nuevo almanaque, Luka Nikola Tudor dialogó con la Ciudad del Deporte en la intimidad de su hogar, tras emitir sus punzantes comentarios en radio ADN junto con los tenores Carlos Costas, Sergio Bernabé Vargas, Juan Cristóbal Guarello y El que más sabe: Rodrigo Hernández, gestor de esta nota y director de uno de los estelares de la emisora oficial del Festival de Viña del Mar. “Vamos a mi departamento, donde podemos cantar y conversar más tranquilos”, convoca quien será jurado del sexagenario espectáculo inaugurado el 21 de febrero de 1960.

Mientras transitamos por calles de Providencia y de Las Condes, mi memoria advierte una coincidencia: el telón del mayor suceso artístico latinoamericano se levantó aquella jornada de 1960, y el primogénito de Yasna Bakulic y de Petar Tudor, nació el 21 de febrero de 1969. “Si me piden cantar en la Quinta Vergara -dice el Blondo Tenor-, elegiría algún tema de Luis Miguel o uno de Marcos Llunas, llamado Eres mi debilidad. Me fascina. Y lo entona sin desafinar: ‘Es preciso mordernos la lengua y acabar de una vez esta guerra, sentir el cosquilleo del amor cuando es deseo y, a pesar de todo, eres mi debilidad…’”.

“Yo canto para reírme y porque me gusta, no como Barticciotto, quien es creador, se dedicó a esto, grabó discos”, aclara un tipo festivo y pletórico en hilaridad. “Hace más de dos meses, Carlos Costas, director general de la radio, empezó a decirme: ‘Luka, te queremos llevar al festival como jurado’. ‘Déjame pensarlo’, le respondía. Y el lunes 3 de diciembre, el propio Carlos con  Rodrigo Hernández me avisaron, ‘Ya, estás listo para Viña, lo cual oficializó también la alcaldesa Virginia Reginato’”, devela el otrora artillero de la UC, Newell’s Old Boys y Colo Colo.

Radiando sonrisas y expectación, quien fuera pretendido por el Barcelona, Real Madrid y la Juventus después del Mundial Juvenil de Chile 87, amplía: “Sé que sólo dos deportistas han estado en el festival en sesenta años. Frank Lobos, jurado en la edición del 94, y Barticciotto, presentando el 99 una muy linda canción. Y siendo justos -enfatiza-, no olvidemos a César Antonio Santis, un maestro que no fue futbolista profesional, pero sí entrenó muchísimos años con el primer equipo de la U, jugando también varios partidos amistosos junto a aquel plantel”.    

¿Qué generó en tu círculo íntimo esta designación?  

Milan, mi hijo mayor, me dijo: “¡Nooo, papá, ¿en serio? Qué lindo, te felicito!” Estaba sorprendido porque es atípico para una persona de otro ambiente intervenir en un suceso como el viñamarino. Nikolas, mi otro hijo, mi mamá y mis más cercanos también estaban muy contentos. Entonces, concuerdo con la gente a la cual le extraña mi participación en un evento tan codiciado.

¿Y tú cómo la estás absorbiendo?     

Como un reconocimiento a mi labor de los últimos años en las comunicaciones, donde estoy de vuelta. Pronto comenzaré a prepararme, asesorándome por cantantes y especialistas. Y quiero pasarlo bien, disfrutar una experiencia muy bonita para mí en una ciudad bellísima como Viña.

En una ciudad bella, como un récord vigente inscrito hace veinticinco años en San Carlos de Apoquindo -el 21 de noviembre de 1993-, cuando una eufórica hinchada de la UC asistió a la emoción inenarrable del gol. A una actuación rebosante de sutileza, inspiración y virtuosismo, coronada con siete conquistas de Tudor cuando el 8-3 cruzado sobre Antofagasta.  

“VIÑA, UN FENÓMENO, LE DA GRANDES REGALOS A LA MULTITUD”  

El primer chileno que sedujo al exigente Marcelo Bielsa, en 1992, cuando Newell’s fue subcampeón de la Copa Libertadores, anuncia sobre su desafío en la Quinta Vergara que “para mí, decretar una canción vencedora será una misión difícil, naturalmente, pero mi decisión la basaré en mi gusto, interpretando también el del público. Dentro de mis limitaciones en la música, haré mi pega como todas las cosas que he afrontado en mi vida, lo más profesionalmente posible”.

Pero eres melómano, siempre te hemos visto cantando, especialmente temas románticos, baladas…  

Mi papá cantaba mucha música clásica y croata, por ahí surgió mi veta, tal vez. Algo de oído tengo, además, pero no voy a elegir una canción por razones técnicas, sino por la melodía, el ritmo, la afinación del competidor, la respuesta del público… O sea, por la más festivalera y pegajosa. No sé, no voy predispuesto a nada, sino a abrir los sentidos y a escuchar con el corazón.    

Fiel a tu esencia romántica y a tu condición de seductor empedernido, ¿vas por este género, sí?   

Sí, soy muy romántico, por eso me encanta Luis Miguel, mi number one. Alejandro Sanz, Marcos Llunas y Alejandro Fernández también me gustan, tal como algunas bandas anglo de mi época: Journey, A-Ha, Earth Wind and Fire, a la que vi en el festival de 2008 y hace poco gracias a una invitación de Carlos Costas, mi amigo y jefe.

¿Qué artistas le pedirías a la alcaldesa Virginia Reginato?  

Primordialmente y aunque haya actuado varias veces, a Luis Miguel. Después, a los mismos Earth Wind and Fire, Michael Bublé, Elton John, Llunas, Sanz y a Toto Cutugno, un italiano muy bueno. ¡Y a Michael Jackson y a George Michael, por supuesto! Pero los tiene que traer de otro lugar, lamentablemente.

¿Recuerdas canciones de la competencia que llenen tus oídos y actuaciones inolvidables?     

El tiempo en las bastillas, de Fernando Ubiergo, y Que cante la vida, de Alberto Plaza. La de Alberto terminó en tercer lugar, pero es maravillosa… A ver, ¿cuál otra? Son tantas en seis décadas. Recuerdo una de Gloria Simonetti, dueña de una gran voz y a quien quiero mucho (Mira, mira), y El molino dejó de girar, de Antonio Zabaleta. En cuanto a notables presentaciones, no me olvidaré jamás de la de Sting y, lejos, lejos, de las de Luis Miguel. Tampoco, insisto, de los shows de Sanz y Fernández.  

¿Qué representa para Chile el Festival de Viña?   

Es “el” acontecimiento de espectáculo del país, que ha traspasado fronteras y ha cobrado desde hace muchos años un prestigio gigantesco. El solo hecho que le dé la posibilidad a tanta gente de ver, tanto en vivo como en televisión, a artistas que quizá nunca verá en un concierto, lo convierte en un fenómeno. Claro, porque un show de esos que se realizan en otros escenarios y que no es televisado, es muy caro. Entonces, Viña le da un regalo muy grande a la multitud: parrillas mezcladas, reguetón para los jóvenes, Raphael para la gente adulta, humoristas… Digamos, variedad y un panorama bastante completo.

“EL MEJOR EQUIPO QUE HE INTEGRADO EN MI VIDA ES EL DE ADN”

El repertorio del jurado de Viña 2019 no se detiene, pues de éste emanan cautivantes impactos de Luis Miguel, Alejandro Sanz, Earth Wind and Fire: Te extraño, La fuerza del corazón, After The Love Has Gone. Ya coreadas, Tudor aborda asuntos deportivos: “Milan está jugando en la Católica y en la selección nacional Sub 15. Es ‘9’, tiene condiciones aunque debe aprender mucho todavía. Juega bien, sí, pero no sé, la carrera de futbolista es muy difícil. Y Nikolas, de doce años, se fue a probar a la UC, quedó y no quiso seguir porque quiere estudiar”.

Ahondando en el fútbol, ¿qué te pareció el Everton dirigido por Javier Torrente? 

Muy bien, Torrente viró al equipo, le imprimió carácter como buen alumno de Bielsa, con quien trabajó largo tiempo. Mantuvo al club en primera, acabando el campeonato holgadamente, lejos de los descendidos. Por ahí, recuerdo, le reclamó a (Juan Ezequiel) Cuevas que fuera para adentro, guapeando (…) Lamentablemente, al jugador chileno, que gana dos pesos y se cree estrella, le debes dar con un látigo. No como en Europa, donde ganan veinte millones de euros y se rompen enteros.

¿Merecido el título de la UC?

Absolutamente, fue de lo más regular dentro del torneo nefasto que tenemos, malísimo. Con muy poco y gracias a un técnico inteligente y capaz, fue campeona. Además, aprovechó el desastre de los mayores fiascos del año, los de la U y Colo Colo, que estuvo diez fechas sin ganar.

¿Y el subtítulo mundial de Croacia? Te hace recordar a tu padre, inevitablemente (fallecido en julio de 2008)…    

Extraordinaria selección, la cual con huevos y corazón representó a un país de apenas cuatro millones de habitantes. Aparte del tercer lugar alcanzado en Francia 98, hemos sido campeones olímpicos y mundiales de básquetbol, waterpolo, balonmano y dos veces ganadores de la Copa Davis. Un mérito muy grande, por lo tanto. Todo esto me hace añorar a mi papá, lógicamente, que nació en Zadar, una ciudad de Croacia.

A dos meses de la apertura de la sexagésima edición del festival de la Ciudad del Deporte, cuyo monstruo se impondrá estentóreamente entre el 24 de febrero y el 1 de marzo, Luka tampoco olvida sus primeros tantos oficiales: “En agosto del 85, anoté dos contra Cobresal en El Salvador, cuando perdimos 6-2”.

Y tampoco disimula su feliz presente en ADN Deportes. “Ha sido una experiencia maravillosa compartir con un grupo de trabajo sensacional, el mejor en mi vida como comentarista. Y hablo en general, considerando equipos de fútbol, de televisión y de otras radios. Es el number one, lejos, donde he encontrado la mejor onda para hablar con plena libertad y sin ataduras, como soy yo”.  

El hombre de las siete obras consagradas en menos de noventa minutos ya está aprontándose para enarbolar en la Quinta Vergara una canción cadenciosa, afinada, inspiradora, aclamada por el Monstruo. Ahí, donde la cortina se alzó inicialmente el 21 de febrero de 1960, Luka Tudor pasará a la historia engrosando una tribuna estelar, engalanada un día por Luis Sigall, Raúl Matas, Lucho Gatica, George Martin (El quinto Beatle), Ray Conniff, Sergio Pirincho Cárcamo, Gina Lollobrigida, Lindsay Wagner (La mujer biónica), Pablo Aguilera, Claudio Baglioni, Maurice Jarre, Maureen McGovern, Albert Hammond… 

por Mario Ramírez Escudero 

1.384 visitas

Comenta esta Nota