Sin claudicar, un Everton que va al frente hasta el fin debutó con una victoria en Iquique

Lunes 31 de Julio de 2017
A los 87 minutos, cuando Juan Cuevas sentenció el pleito, el local atesoraba el empate, pero no este Everton que lucha hasta el ocaso.
923 visitas
  • Sin claudicar, un Everton que va al frente hasta el fin debutó con una victoria en Iquique

Presentando a sus nuevas incorporaciones, los de la Ciudad del Deporte se estrenaron el sábado en el Torneo de Transición, consiguiendo ante Deportes Iquique los tres primeros puntos de un camino de quince fechas. En Cavancha, Juan Ezequiel Cuevas, Óscar Salinas, Jaime Carreño, Lucas Mugni, Patricio Rubio y el viñamarino Pedro Sánchez mostraron sus cartas para soslayar una ardua tarea: hacer olvidar a Maximiliano Cerato, Wilson Morelo, Rodrigo Echeverría y Nicolás Orellana, pilares durante la pasada temporada.

Con estos refuerzos, sumados a otras columnas -Eduardo Lobos, Cristián Suárez, Raúl Becerra-, la escuadra de Pablo Sánchez encaró un compromiso equiparado en su etapa inaugural, la cual se le tornó favorable a los 36 minutos cuando Dávila detuvo con groseras artes a Iván Ochoa, quien comandaba un contragolpe: drástico pero fiel al reglamento, el juez Osorio expulsó al capitán de los locales ante la mirada de escuálidas 1.710 personas, que reclaman urgente un campeonato de dos ruedas, a la usanza de las grandes y justicieras épocas. Esa ventaja le permitió crecer a Everton, tanto en penetración por las bandas como en solvencia defensiva, pisando el área e inquietando parcialmente el pórtico iquiqueño.

El complemento mantuvo la tónica, si bien los Dragones se acercaron un poco más a la valla de Lobos, sin vulnerarla ante la seguridad del guardián ruletero. Y cuando Vitamina Sánchez ya había movido su bosquejo con los ingresos de Franco Ragusa, Salinas y Sánchez -sustitutos de Pipino Mugni, Becerra y Carreño, respectivamente-, el trámite quedó igualado en cuanto a hombres de ambos bandos. A los 33 minutos, Ochoa, “responsable” de la cartulina roja ganada por Dávila, también fue expulsado luego de cometerle una falta a Bielkiewicz.

Así, emparejados y advirtiéndose además un cierto atisbo de conformidad en las huestes auriazules merced a un empate como forasteros, se pensó en éste como una buena recompensa. Pero no. Desde la llegada de Sánchez a la cabina técnica de los de la Ciudad del Deporte, hace diez meses, la consigna ha sido ir hacia adelante hasta el último minuto. Sin respiro, sin especulaciones, sin renunciar tampoco al buen juego… Fue así como Cuevas, atacante argentino-mexicano, señaló el triunfo de Everton con frialdad de crack, poniendo con un zurdazo dócil el balón en el fondo de la red. Y a los 87 minutos, yendo hacia adelante hasta el fin.  

Tras este estreno triunfal, el Oro y Cielo recibirá el próximo sábado a San Luis en el bello Sausalito, a las 20.30 horas, previo a su visita a San Carlos de Apoquindo, donde retará a una alicaída UC en el marco de la tercera fecha.                                             

POBRÍSIMA PRODUCCIÓN OFENSIVA: NUEVE GOLES

El viernes comenzó la jornada inicial de este certamen, en la cual se anotaron apenas nueve tantos, marcando el primero de estos Mauro Caballero, delantero paraguayo de San Luis. En Quillota, además, Álvaro Césped decretó el 2-0 definitivo para el local ante Huachipato.        

En La Granja, en un encuentro polémico, la U derrotó 1-0 a Curicó con un penal agónico de David Pizarro, a quien le contuvo otro el meta del recién ascendido.     

Audax se impuso 2-1 sobre Palestino en La Florida, abriendo el marcador Bryan Carrasco, empatándolo el Pájaro Gutiérrez con un golazo y sentenciándolo el propio Carrasco, a los 90 minutos.    

En Las Condes, también con polémica, la UC igualó sin goles con la U de Concepción: a los 87’, se sancionó un penal para la visita por mano de Kuscevic, pero fue anulado por el juez principal tras largos minutos de discusiones.     

Wanderers y Unión Española empalidecieron el nombre del escenario de este partido, el Elías Figueroa Brander -quien siempre dio brillantísimos espectáculos-, entregándoles al público un empate en blanco tan abúlico como triste.

Temuco se quedó con los tres puntos actuando en su fortín, el Germán Becker Baechler, donde, bajo la batuta de Cristián Canío, venció 2-0 a O'Higgins. Rubén Farfán y uno que falla muy poco, Matías Donoso, convirtieron.   

Y en el Monumental, 23 mil fieles fueron testigos de otra paridad a cero, entre Colo Colo y Antofagasta, cuadro que le opuso un macizo planteo a los albos.

Mario Ramírez Escudero

923 visitas

Comenta esta Nota