¿Te gusta andar en bici?

Martes 29 de Octubre de 2019
Aprende o refuerza tus conocimientos sobre el correcto uso de la bicicleta
121 visitas
  • ¿Te gusta andar en bici?

LA BICICLETA

En todo vehículo es imprescindible, y a veces obligatoria, una revisión periódica del estado de sus elementos para garantizar su correcto funcionamiento y poder circular con total seguridad.

En el caso de la bicicleta, los puntos principales a controlar son el estado de las cubiertas, ruedas, frenos, sistemas de iluminación, holguras de los diferentes rodamientos (especialmente dirección), altura correcta del sillín y del manillar.

Además, resulta más que aconsejable tener una dotación mínima para hacer frente a la avería más habitual: el pinchazo. Para ello, se precisa llevar una bomba o inflador (adaptado al tipo de válvula de que dispongan las ruedas), una o dos cámaras de repuesto (o en su defecto una cajita de parches), desmontadores de cubierta y una llave adecuada para soltar las ruedas del cuadro.

Tampoco está de más llevar bombillas o pilas de repuesto para el foco delantero y el piloto trasero, al menos cuando se circule de noche.

.

LA SEGURIDAD

El casco.

Su uso debe estar automatizado y plenamente integrado en todas y cada una de las salidas, y debe ponerse correctamente.

El timbre.

Como en otros ámbitos, el sentido común deberá prevalecer y el timbre debe utilizarse solo si hace falta.

Hacerse ver.

Durante el crepúsculo (al amanecer y al anochecer) o durante la noche, además de utilizar el alumbrado y asegurarse de que los catadióptricos de las bicicletas están en perfectas condiciones, se deberá insistir en la necesidad y obligación de utilizar algún elemento reflectante en la vestimenta para poder advertir a otras personas.

La regla de seguridad en las maniobras.

Para realizar cualquier maniobra, es necesario aprender y memorizar los cuatro pasos siguientes:

• Observar si las circunstancias del tráfico (otros vehículos, peatones…) y de la vía (señalización, obstáculos…) permiten efectuar el cambio.

• Señalizar visiblemente y con anticipación la nueva dirección.

• Comprobar la falta de riesgo para realizar la maniobra.

• Maniobrar finalmente con decisión.

.LA NORMATIVA

Se debe recordar que la bicicleta es un vehículo, y como tal está sujeta a la normativa de tráfico y seguridad vial. Es muy importante que esto se entienda y acepte, importante para tu seguridad y la de quienes te rodean.

Conviene por tanto incidir en el respeto a todos los mensajes de las señales de tráfico: semáforos, cruces, rotondas…, así como afianzar los apartados que se indican a continuación:

• Con carácter general, se evitará entorpecer indebidamente la circulación ni causar peligro o molestias innecesarias a las personas.

• Es necesario conducir con diligencia y precaución evitando comportamientos temerarios. Este tipo de conductas son consideradas como infracciones muy graves.

• La tasa máxima de alcoholemia es de 0,25 miligramos por litro en aire espirado y cualquier persona que conduce una bicicleta está obligada a someterse al preceptivo test.

• La utilización del casco de protección homologado es obligatoria en las vías interurbanas, siendo aconsejable su utilización en todo tipo de vías, también las urbanas y terrenos.

• Está prohibido conducir utilizando auriculares conectados a receptores o reproductores de sonido así como el uso del teléfono móvil.

CÓMO SE REALIZAN LAS MANIOBRAS

Incorporación a la vía

Antes de iniciar la marcha o incorporarse a la circulación hay que comprobar, mirando hacia atrás, que no se acercan otros vehículos o bien que están suficientemente lejos.

Advertencias

Las bicicletas, como el resto de vehículos, deben advertir las maniobras que vayan a efectuar con tiempo suficiente.

Giro a la derecha:

Para señalizar el giro a la derecha hay dos opciones:

• Elevar el brazo izquierdo horizontalmente hasta la altura del hombro y formar un ángulo de 90º con el antebrazo.

• Elevar el brazo derecho totalmente horizontal.

Giro a la izquierda:

Elevar el brazo izquierdo horizontalmente y paralelo al suelo, con la palma de la mano hacia abajo.

Cambios de sentido

Si se pretende realizar el cambio en una vía de doble sentido donde esté permitido, la bicicleta deberá ceñirse a la marca longitudinal de separación o mediana, y si esta no existiese, no deberá invadir la zona destinada a la marcha en sentido contrario.

.

En vías interurbanas, y si no existe un carril acondicionado para efectuar el cambio de sentido, la bicicleta deberá colocarse a la derecha, fuera de la calzada siempre que sea posible, e iniciar la maniobra desde ese lugar.

CÓMO FRENAR EFICAZMENTE

El freno que más efectividad tiene es el delantero. Aunque siempre existe el temido riesgo de dar una voltereta por utilizarlo fuertemente, la bicicleta frena en menos espacio utilizando adecuadamente ambos frenos, delantero y trasero. Se debe frenar con determinación y fuerza suficientes para detenernos en el espacio seguro, pero sin llegar al bloqueo de alguna de las ruedas.

Asimismo, para evitar el bloqueo de cualquiera de las ruedas, lo ideal es frenar a “impulsos”, esto es, apretando intermitentemente la palanca (apretar-aflojar-apretar-aflojar…) con más o menos fuerza según necesite reducir la velocidad o incluso detenerse.

Lo mejor es frenar cuando se circule en línea recta. De esta manera la bicicleta estará en posición vertical y la máxima superficie de goma de los neumáticos estará apoyada sobre el firme. Hay que tener en cuenta que cuanto más inclinada esté la bicicleta sobre el asfalto, también lo estarán las ruedas, con lo que la cantidad de “goma” en contacto será menor y, por tanto, el riesgo de derrapar en ambas ruedas también aumentará.

.

QUÉ HACER ANTE LOS BACHES

Aunque no hay una norma exacta para evitar caer en un bache o tropezar con algún obstáculo en el suelo, la experiencia nos puede ayudar. Hay que evitar fijar la vista en un punto cercano a la rueda delantera. Además, como suelen decir expertos ciclistas, “si se mira constantemente a un bache, al final caes en él”. La mejor forma para evitar ese percance es, una vez identificado el agujero, elevar la vista del suelo y, manteniendo la mirada hacia un punto más alejado, esquivarlo suavemente con el movimiento sobre el manillar.

Si no hay más remedio y se va a pasar sobre el bache o algún obstáculo en la carretera, lo mejor es agarrar fuerte el manillar y adoptar con el cuerpo una posición de amortiguación (brazos encogidos y de pie sobre los pedales con las piernas flexionadas).

121 visitas

Comenta esta Nota