13 de junio 1962: Semifinales de Chile 62

Lunes 13 de Junio de 2016
En Santiago, Brasil derrotó 4-2 a la Roja y en Sausalito, Checoslovaquia 3-1 a Yugoslavia.
766 visitas
  • 13 de junio 1962: Semifinales de Chile 62

Tras el mítico, justiciero y divino triunfo chileno sobre Unión Soviética en el estadio Carlos Dittborn de Arica, con golazos perpetuos de Leonel Sánchez y de Eladio Rojas, y de la victoria de Brasil ante Inglaterra en Sausalito, la Roja se encontró con el Scratch en el Estadio Nacional, donde ochenta mil personas vieron una semifinal de Chile 1962. El 13 de junio, el deporte universal clavó su atención en nuestro país, entonces, y en Viña del Mar, ciudad en la cual Checoslovaquia y Yugoslavia disputaron la otra semifinal. En Ñuñoa, la escuadra de Fernando Riera tuvo enfrente a un Garrincha desequilibrante, quien con dos cifras, la segunda a los 31 minutos del tiempo inicial, extendió lo brillantemente realizado en Viña en las anteriores rondas, o sea, un festival de desbordes y de tantos. Restando poco para el fin de la etapa inaugural, Jorge Toro puso el balón en un ángulo inalcanzable para Gilmar, tras un tiro libre. “Déjamelo a mí, ‘Chino’, me tengo mucha fe, me dijo Leonel Sánchez, pero tiré yo porque el lugar era ideal para un derecho”, descubrió Toro a la Casa del Deporte hace dos años. Así, con este lanzamiento matemático, se fueron al descanso, en el que Riera ordenó cómo detener a Mané Garrincha, Amarildo, Zagallo, como también a figuras de delicado cuño: Vavá, Zito, Didí… Sin embargo, empezando el complemento, la máquina hacedora de un juego impresionantemente bonito se puso 3-1 arriba, merced a anotación de Vavá. Poco después, Sánchez acortó distancias desde los doce pasos, pero todo lo aclaró el mismo Vavá, quien cerca de los cuarenta minutos puso el 4-2 que instaló al campeón del mundo en su segunda final consecutiva. Y en Sausalito, donde Brasil cimentó su camino hacia la finalísima conforme al genio de un OGNI (Objeto Goleador No Identificado), Garrincha, ante la prematura lesión de Pelé, Checoslovaquia jugó con Yugoslavia. Los checos, que también brillaron en la Ciudad Jardín en primera fase, se despidieron de ésta con un triunfo sellado en los últimos tramos del compromiso. Si bien abrieron el marcador a poco andar el segundo lapso por medio de Josef Kadraba, los balcánicos igualaron con tanto de Drazan Jerkovic a los treinta minutos, sentenciándolo en los últimos diez Adolf Scherer, autor del 3-1 con un penal a falta de sólo cinco minutos. De esta manera, dos seleccionados que deslumbraron a la afición viñamarina durante largas jornadas, accedieron al juego final de Chile 62, mientras el anfitrión, que dejó el alma en la cancha frente a los monarcas defensores, bregó tres días más tarde con los yugoslavos por un tercer puesto histórico.   

766 visitas

Comenta esta Nota