Sabado 18 de Septiembre de 2021

CASA DEL DEPORTE

ico-clima
17 ºC
Despejado

15 de septiembre 1929: Viña, funda el velódromo de El Tranque

Jueves 15 de Septiembre de 2016
Poco después del estreno del estadio de fútbol, fue abierta la pista pedalera. Y en 1957, la Roja venció por primera vez a Brasil en casa.
1.257 visitas
  • 15 de septiembre 1929: Viña, funda el velódromo de El Tranque

Siete días después de la apertura del estadio El Tranque, la Junta Pro Balneario de la Municipalidad de Viña del Mar gobernada por el alcalde Gastó Hamel de Souza y Carlos Barroilhet fundó el velódromo homónimo, testigo de grandes acontecimientos escenificados junto a un paraje bellísimo. El domingo 15 de septiembre de 1929, en medio de una inolvidable fiesta cercana a Fiestas Patrias, diez mil personas vieron las actividades deportivas que consultaron siete carreras de ciclismo y cuatro de motociclismo, animadas por protagonistas de diversas regiones del país. En la histórica ocasión, estuvieron presentes ilustres autoridades municipales, además de personeros de la Unión Ciclista de Chile. Pero como casi todo tiene su fin, el Velódromo El Tranque fue embestido por el inapelable peso de la modernidad, dando paso a un nuevo estadio sin pista de ciclismo inaugurado en vísperas de la Copa América 2015. Y tres décadas más tarde de la fundación del nostálgicamente recordado espacio pedalero, la Roja derrotó por primera vez a Brasil como local, en el marco de la Copa O’Higgins disputada en el Estadio Nacional. Tras superarlo por primera ocasión un año antes en el Sudamericano de Uruguay (4-1, con goles de René Orlando Meléndez, Leonel Sánchez y dos de Cuá Cuá Hormazábal), el domingo 15 de septiembre de 1957 se impuso por la mínima gracias a un golazo del mayor símbolo de Everton: René Meléndez. Tres días después, 18 de septiembre, en la revancha también jugada en Ñuñoa, igualaron a uno, conquistando la Roja su único trofeo Bernardo O’Higgins. Actuando de local y con una delantera temible -Enrique Hormazábal, Jaime Ramírez, el Gringo Robledo, Leonel y don René-, el triunfo debía ser chileno sí o sí. Más todavía en un Dieciocho patrio.      

1.257 visitas

Comenta esta Nota