CASA DEL DEPORTE

ico-clima
12 ºC
Despejado

16 de mayo 1991: Primer round de una batalla

Martes 16 de Mayo de 2017
En la Bombonera, Colo Colo perdió estrechamente ante Boca por la Libertadores, a una semana de una riña campal.
710 visitas
  • 16 de mayo 1991: Primer round de una batalla

Precedido de una campaña merecedora de un corolario jamás alcanzado por el fútbol chileno, los albos de Mirko Jozic llegaron con “entusiasmo, mística y convicción” (como declaró Jaime Pizarro) a la hostilidad de la Bombonera, fortín de mil historias y contiendas. Y, en este caso, de una verdadera final adelantada. En ese campo casi inexpugnable, disputaron el primer lance de las semifinales de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, que desde el arranque visitó el arco de Daniel Morón, quien antes del minuto de juego desvió por sobre el horizontal una amenaza azul y oro. En todo caso, fue el forastero el que se creó la primera ocasión de romper el cero, cuando Miguel Ramírez cabeceó solo frente a Navarro Montoya, rozando el balón en un vertical. Tras cartón, vino la jugada decisiva del duelo: después de otra excelente contención del Loro Morón, Batistuta fue derribado en el área, sancionándose la pena máxima ante las discusiones chilenas por una dudosa posición adelantada del ariete xeneize. Anotó Graciani, y entonces a aguantar el vendaval restando más de ochenta minutos. Desde ese momento, surgió la categoría del Coca Mendoza, de Pizarro, de Rubén Espinoza y la de todo un cuadro ganador, alzándose como la gran figura el Chano Garrido, quien con excelso juego y hasta con lujos puso una muralla en su retaguardia, conquistando la ovación de la propia parcialidad local. Finalizado el encuentro, el Cacique no se sintió vencido, pues confiaba absolutamente en revertir la historia en el Monumental, convertido una semana después en un infierno por los desalmados Óscar Tabárez, Enrique Hrabina, Navarro Montoya, Latorre y compañía, quienes escribieron una de las páginas más oscuras del codiciado torneo.


710 visitas

Comenta esta Nota