Sabado 18 de Septiembre de 2021

CASA DEL DEPORTE

ico-clima
17 ºC
Despejado

24 de julio 2005: La gran estafa de un Heptacampeón

Lunes 24 de Julio de 2017
Armstrong ganó su séptimo Tour de France consecutivo, aunque en 2012 fue desposeído de esa “hazaña” por dopaje.
955 visitas
  • 24 de julio 2005: La gran estafa de un Heptacampeón

El mundo del pedal se congregó en masa en los Campos Elíseos de París, donde tradicionalmente alza el puño extasiado el vencedor de cada Tour de Francia, desde 1903. Esta vez, para ver el desenlace de la vigésimo primera etapa y la consagración definitiva del ciclista más condecorado de la Historia, el estadounidense Lance Armstrong, quien podía extender aún más su leyenda tras pulverizar los cinco títulos obtenidos por Eddy Merck (el Caníbal, considerado el mejor de todos los tiempos), Bernard Hinault, Jacques Anquetil y Miguel Induraín. Armstrong, ganador de seis ediciones hasta entonces, entre 1999 y 2004, arrancó presuroso la última etapa iniciada en Corbeil Essones, comprendida por una distancia de 144 kilómetros y concluida con un circuito de siete vueltas por el centro de París, antes de sellarse la victoria del kazajo Vinokurov, no obstante ¡el séptimo tour consecutivo del norteamericano!, conforme a su mejor clasificación general. Todo era fiesta en la capital gala, donde ingresaba otro miembro al Olimpo del deporte, a aquel espacio en el que fulguran hoy Ali, Pelé, Federer, Comaneci, Jordan, Schumacher, Phelps, Bolt… Pero, el mayor pero del universo del ciclismo: en junio de 2012 recibió una cruda bofetada, cuando el texano fue inculpado por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos por constante  uso de estimulantes, admitiendo el “héroe” haber usado EPO, testosterona y transfusiones de sangre para optimizar el rendimiento. Además, fue despojado de sus siete victorias y fue suspendido de por vida.  


955 visitas

Comenta esta Nota