CASA DEL DEPORTE

ico-clima
9 ºC
Parcialmente nuboso

20 de diciembre 1997: Salas, Chileno, Matador, Fenómeno...

Miercoles 20 de Diciembre de 2017
Con un cabezazo de Marcelo Salas, supercrack del 97 y de siempre, River tocó su 26° estrella.
1.370 visitas
  • 20 de diciembre 1997: Salas, Chileno, Matador, Fenómeno...

Tres días antes, José Marcelo Salas había regalado al club de gigantes como Ángel Labruna, Norberto Alonso, Amadeo Carrizo y Daniel Passarella el único tesoro que no lucían sus atiborradas vitrinas: la Supercopa Sudamericana, obtenida gracias a dos genialidades de su magistral cuño ante Sao Paulo. Y luego de esa gema inédita, el atacante nacional nuevamente le dio deleite a River Plate, en el estadio de Vélez Sarsfield, anotándole un cabezazo matador a Argentinos Juniors, con el cual los Millonarios se adjudicaron el Apertura y treparon a su 26° corona local. Aquel frentazo conectado a los quince minutos le permitió a River, a pesar del empate a uno definitivo, sacarle una ínfima luz de ventaja a Boca (45 vs. 44 puntos), consiguiendo asimismo el tricampeonato. Conforme a tanto brillo, a golazos de antología y a una zurda encomiada en todo el mundo, Salas, ¡cómo no!, fue investido por el periodismo especializado como el mejor futbolista del año, recibiendo en el Luna Park la distinción más apetecida por todo deportista trasandino: el Olimpia de Plata, galardón reservado sólo para los elegidos (Juan Manuel Fangio, Carlos Monzón, Guillermo Vilas, Maradona, Emanuel Ginóbili, Luciana Aymar, Messi…). Y, si esto no bastara, el chileno fue electo días después el Mejor de América, superando con creces en las preferencias a Nolberto Solano y a José Luis Chilavert.


1.370 visitas

Comenta esta Nota