CASA DEL DEPORTE

ico-clima
16 ºC
Muy nuboso

26 de marzo 1961: Jorge Toro, batuta de una orquesta que baila a unos Panzers

Lunes 26 de Marzo de 2018
En el 3-1 de la Roja ante una potencia mundial, Alemania, el “8” nacional adelantó su clase exhibida en Chile 62, donde anotó dos golazos: a Italia y Brasil.
573 visitas
  • 26 de marzo 1961: Jorge Toro, batuta de una orquesta que baila a unos Panzers

Doce meses después de caer 2-1 ante Alemania Federal en Stuttgart, cuando Juan Soto, el Niño Gol, marcó el tanto inaugural, nuestra selección tuvo la posibilidad de desquitarse contra el mismo examinador en el Estadio Nacional, preparándose para un gran desafío: el Mundial del 62. Guiado por el trabajo concienzudo e inmensamente profesional de Fernando Riera, Chile tuvo en el arquero Misael Escuti, en los volantes Jorge Toro y Eladio Rojas, y en el Superclase Mario Moreno, Jaime Ramírez BandaLeonel Sánchez, delanteros de relieve mundial, a sus mayores cartas de éxito. Cartas tan esenciales en el proyecto del Tata Riera emprendido en 1958, como Leonel, quien ya a los 36 minutos había dejado su marca en dos ocasiones en el arco germano. Después, a los 33 del segundo tiempo, la cifra lapidaria de Eladio Rojas, entonces estandarte de Everton de Viña del Mar, sólo vino a afianzar la contundencia chilena. Ni siquiera el descuento alemán empañó en lo más mínimo la brillantez del local, ni menos la del generador de aquella Roja indestructible. A medio siglo de esa Copa del Mundo, en 2012, Toro reveló en entrevista a la Casa del Deporte: “Ese día jugué mi mejor partido por la Selección, a la que defendí orgulloso entre el 59 y 72. Alemania era muy fuerte, tenía casi el mismo equipo que trajo el 62…”, mostrándonos además un trofeo inscrito con el rótulo “A Jorge Toro, mejor jugador del partido. Asociación Central de Fútbol, ACF. 26 de Marzo de 1961”. 

573 visitas

Comenta esta Nota