19 de julio 1877: Wimbledon, génesis de una tradición alba

Jueves 19 de Julio de 2018
Contundente e histórico como Federer, Spencer Gore ganó la primera final de la Catedral del Tenis.
565 visitas
  • 19 de julio 1877: Wimbledon, génesis de una tradición alba

Ahora, recién grabada una epopeya por Roger Federer a sus 35 años en el inmaculado y sagrado césped de Wimbledon, ¿qué amante del deporte no habla en los cinco continentes sobre el suizo y la Catedral del Tenis? ¿Quién no alucina con el récord (ocho títulos ahí en Church Road) de este impoluto atleta tanto dentro como fuera de los courts y con la leyenda, como él mismo, del major inglés? Wimbledon, ancestral como el deporte mismo, a propósito de la marca de Federer, vio la primera final masculina de su historia el miércoles 19 de julio de 1877, cuando se midieron desde las 15.45 horas los británicos Spencer Gore y William Marshall, entrando a sus páginas grandes Gore luego de imponerse 6-1, 6-2 y 6-3. Con este aplastante score, nació el peregrinar de selectas raquetas por el The Lawn Tennis Championships, como la de Maud Watson, quien en 1904 se convirtió en la primera dama en festejar en el pasto londinense. También, han desfilado por el mayor de los Grand Slams mitos de la estirpe de Margaret Smith, William Renshaw, Rod Laver, Chris Evert (bellísima como la Ciudad del Deporte), Bjorn Borg, Martina Navratilova, Pete Sampras… Y figuras chilenas, ciertamente, entre estas Anita Lizana (exclusiva nacional en conquistar un Grande, US Open 1937), Luis Ayala, Patricio Cornejo, Ricardo Acuña, Fernando González; siendo Jaime Fillol y Nicolás Massú los únicos en meterse en un trozo de esta leyenda: Fillol, en la categoría para mayores de 35 años, fue campeón en dobles y singles, mientras el viñamarino ganó el dobles juniors en 1997, junto al peruano Luis Horna.

565 visitas

Comenta esta Nota