30 de mayo 1962: Viña y Chile, epicentros de la máxima fiesta

Jueves 30 de Mayo de 2019
Descollando los triunfos de la Roja sobre Suiza y el de Brasil de Pelé en Sausalito, se inauguró el mayor evento escenificado en Chile en toda su historia.
140 visitas
  • 30 de mayo 1962: Viña y Chile, epicentros de la máxima fiesta

Poco después de las quince horas de aquel imperecedero día miércoles, el planeta comenzó a detenerse, pues en cuatro ciudades nacionales se inauguró la máxima competición del deporte universal. Simultáneamente, Viña del Mar, Santiago, Rancagua y Arica albergaron los encuentros iniciales de la Copa Jules Rimet, adjudicada por el anfitrión en 1959, cuando el dirigente Carlos Dittborn Pinto pasó a la historia al exclamar “¡Porque nada tenemos, lo haremos todo!”. Y sin la presencia física de Dittborn, fallecido 32 días antes de la apertura de “su” Mundial, la mágica sinfonía canaria de Pelé, Garrincha, Zito, Didí y Vavá empezó a defender su corona en Sausalito, venciendo 2-0 a México con los aciertos de Mario Zagallo y de O Rei Pelé. En el Estadio Nacional, la Roja alineada por Misael Escuti, Luis Eyzaguirre, Carlos Contreras, Raúl Sánchez, Sergio Navarro; Eladio Rojas, Jorge Toro; Jaime Ramírez Banda, Honorino Landa, Alberto Fouillioux y Leonel Sánchez, se estrenó ante el seleccionado suizo. Abrieron la cuenta los helvéticos a los cinco minutos, pero los guiados por Fernando Riera estructuraron un 3-1 con aclamadas anotaciones de Sánchez, a los 44 y a los diez de la segunda etapa, y de Ramírez, a los seis. Al mismo tiempo, en el flamante estadio Carlos Dittborn, de Arica, Uruguay derrotó 2-1 a Colombia, mientras que Argentina superó por la mínima diferencia a Bulgaria en El Teniente, de Rancagua.

140 visitas

Comenta esta Nota