18 de julio 1998: Keitel, célere rayo de los iberoamericanos

Jueves 18 de Julio de 2019
En Lisboa, tras imponerse en los 100 planos, Sebastián Keitel se acreditó como la mayor figura del Iberoamericano de Atletismo al obtener el oro en los 200.
182 visitas
  • 18 de julio 1998: Keitel, célere rayo de los iberoamericanos

El abanderado olímpico en Atlanta 96 e Hijo del Viento chileno, ya había encandilado en la jornada anterior al Estadio Universitario de la capital lusa, cuyo hectómetro vio cómo reinó en la final de los 100 metros planos con 10.10 segundos, batiendo al brasileño Edson Ribeiro (10.14) y al argentino Carlos Gats (10.23). Y en la final de los 200 lisos del VIII Campeonato Iberoamericano de Atletismo, el Colorado Keitel nuevamente hizo sentir su relampagueante celeridad con el viento en contra, para superar por segunda ocasión a sus más exigentes rivales. Cronometrando 20.16s, el velocista nacional se impregnó la segunda presea dorada e ingresó a la galería de los atletas con mayores logros en la historia de los Juegos Iberoamericanos, dejándoles la plata y el bronce a los propios Gats y Ribeiro, quienes marcaron 20.37 y 20.58. Considerado en cierto momento el blanco más rápido del mundo, como fue calificado en 1968 nuestro Iván Moreno en los Juegos Olímpicos de Ciudad de México, la figura excluyente de Lisboa 98 ocupó ese mismo año el quinto lugar del ranking mundial de los 200 planos, antecedido por cuatro competidores de raza negra.

182 visitas

Comenta esta Nota