2 de septiembre 2008: Macul, asolada por el paso de un ciclón oro y cielo

Lunes 02 de Septiembre de 2019
El Desafío de Campeones, protagonizado por los finalistas del Apertura 2008, lo ganó Everton 5-0: Canío, autor de tres cifras, condujo el nuevo desaire ante el Cacique.
98 visitas
  • 2 de septiembre 2008: Macul, asolada por el paso de un ciclón oro y cielo

Tres días después de la undécima fecha del Clausura 2008, en la cual los albos triunfaron 2-1 frente a Santiago Morning (Esteban Paredes anotó el descuento autobusero), Colo Colo y los de la Ciudad del Deporte reeditaron la finalísima del 3 de junio en el estadio Monumental, con un choque de carácter amistoso en jornada de martes. Anunciado como la Gran Revancha o Desafío de Campeones, éste tuvo en el banco local el estreno de Marcelo Barticciotto, sustituyendo a Fernando Astengo, como también las sensibles ausencias de Jaime Riveros y de Ezequiel Miralles, íconos mayúsculos del señero título alzado por los viñamarinos en su feudo. Pero toda la oncena visitante, abrigada en el talento inagotable de Cristián Canío, simplemente atropelló al primer club nacional en obtener un tetracampeonato: Apertura y Clausura de 2006, sumados a los dos certámenes del año siguiente. El festivalero baile lo inauguró aquel crack apellidado Canío en el marco custodiado por Rainer Wirth, a los siete minutos, estirándolo el propio volante colmado de gol a los treinta y a poco del descanso. Luego, Roberto Reyes encajó el 4-0 a los catorce del complemento, sellando el abultado marcador Ángel Rojas, de penal, restando cuatro minutos para el cierre del mayor reto de esa temporada.




98 visitas

Comenta esta Nota