Nace charola, terrorífico desde el córner

Lunes 09 de Septiembre de 2019
Campeón con el espectacular Everton de 1976, Sergio González Rivadeneira surgió hace 69 años en el norte pampino, telúrico, de cobre.
86 visitas
  • Nace charola, terrorífico desde el córner

En María Elena, oficina salitrera situada en la Región de Antofagasta, llegó al mundo una criatura que diecisiete años más tarde debutó en el balompié profesional por Unión San Felipe, defendiendo después con sus medias caídas y camiseta afuera a Antofagasta Portuario, San Luis, S. Morning y Audax, incorporándose en 1975 a la enseña de la Ciudad del Deporte. Wing derecho menudo, regordete y presuroso, González, mejor conocido como Charola, rápidamente magnetizó a la hinchada viñamarina apostada en un escenario que ayer festejó noventa años de vida: Sausalito, donde también cautivó con goles olímpicos, a lo Fernando Tata Riera, anotando catorce por esa mágica vía en dieciocho temporadas. Charola, apelativo manado de la Escuela Industrial de San Felipe, vistió la Oro y Cielo hasta 1979, llegando a la cima de su trayectoria en 1976, cuando Everton consiguió su tercera estrella: en esa campaña de colección, este “7” actuó en 26 encuentros, de un total de 36, marcando ocho conquistas (compartió el flanco diestro con Carlos Cáceres, quien jugó 28 y acertó seis). En aquel ciclo, González intervino en la Copa Libertadores de 1977, además, para luego defender a Palestino, La Serena y nuevamente a los viñamarinos, entre 1982 y 1984, retirándose en San Luis un año más tarde.

86 visitas

Comenta esta Nota