CASA DEL DEPORTE

ico-clima
20 ºC
Despejado

15 de enero 1989: Mística y una hinchada prodigiosa pierde el fútbol de honor

Miercoles 15 de Enero de 2020
Por un solo gol de diferencia, la U vivió su peor pesadilla: al igualar con Cobresal y ubicarse en el penúltimo lugar junto a dos rivales, descendió a segunda división.
124 visitas
  • 15 de enero 1989: Mística y una hinchada prodigiosa pierde el fútbol de honor
  • 15 de enero 1989: Mística y una hinchada prodigiosa pierde el fútbol de honor

Los estudiantiles ingresaron al profesionalismo en junio de 1938, debutando contra Audax en los Campos de Sports de Ñuñoa y no perdiendo la categoría mayor en medio siglo gracias a una parcialidad multitudinaria y llena de mística, estrella privativamente azul. Pero esta retrospectiva nos reubica en un momento que perturbó a nuestro deporte y fútbol, no sólo a esa divisa que abrigó frente a Cobresal una íntima esperanza para evitar un desenlace desdichado. Y ante O’Higgins y U. Española, primordialmente, que encararon la última fecha del Nacional 88 precisando imperiosamente un triunfo. Aquella tarde de domingo, el rival del elenco de Manuel Pellegrini propinó dos estocadas virtualmente irreversibles: a los 9 y a los 47’, Sergio Salgado batió al golero Héctor Giorgetti. Pronto, a los 54, Álvaro Vergara estrechó el marcador tras un grueso yerro de la zaga cuprífera, señalando la paridad definitiva Jorge Pérez en el 87.

Lagrimosa, la fiel hinchada laica esperó en el campo ñuñoíno los resultados de rancagüinos e hispanos, quienes ganaron sus vitales desafíos. Entonces, las calculadoras sentenciaron qué equipo debía descender junto a Palestino, viéndose derrumbada la enseña presidida por Waldo Greene. La U sumó veintiséis unidades y descendió por diferencia de gol, ¡por uno solo!, compartiendo a la postre el penúltimo lugar con sus más enconados rivales. Afortunadamente para el espectáculo doméstico, hoy carente de estadios repletos y de fervor, el Azul estuvo un solo año en la B, regresando a “su” sitial el 14-1-90. Y sobre Pellegrini, responsable técnico de ese Romántico viajero infortunado, debemos celebrar su lustrosa trayectoria internacional que prestigia a Chile, consagrándolo asimismo en uno de los dos coachs más insignes de nuestra historia.

124 visitas

Comenta esta Nota