CASA DEL DEPORTE

ico-clima
13 ºC
Muy nuboso

3 de febrero 1977: En Sausalito, el campeón cobra una victoria millonaria

Lunes 03 de Febrero de 2020
El Mundo y la Gala Everton presenciaron un glorioso festival deportivo, firmado ante un River lleno de estrellas: Ceballos (4), Spedaletti y Zúñiga estructuraron el 6 a 2.
141 visitas
  • 3 de febrero 1977: En Sausalito, el campeón cobra una victoria millonaria
  • 3 de febrero 1977: En Sausalito, el campeón cobra una victoria millonaria

Frente al subcampeón vigente de la Copa Libertadores, el entonces soberano del fútbol local sorteó su último test en el hexagonal escenificado en el Estadio Nacional y en Sausalito, tras doblegar 4-2 a U. de Chile y 2-1 al Colo-Colo dirigido por el Mayor Galopante: el húngaro-español Ferenc Puskas, quien en el Mundial del 62 defendió a la selección hispana en la sede de Viña. El asombroso festín del equipo adiestrado por Pedro Morales ocurrió un jueves por la tarde, paseando simplemente al elenco que en julio del 76 había malogrado en Ñuñoa el desempate definitivo de la justa continental de clubes, ante Cruzeiro. A dos meses de su estreno absoluto en la cita sudamericana, el Oro y Cielo midió fuerzas con los Millonarios manteniendo la base del plantel de la temporada anterior, fortalecida ese día con las incorporaciones de Pedro Alfredo Gallina, Alfonso Lara y Nelson Acosta. En tanto, los Bandasangre alinearon a una pléyade de rango mundial: Ubaldo Matildo Fillol, el Mariscal Roberto Perfumo, Alejandro Sabella, el Mostaza Reinaldo Merlo, Juan José López, Óscar Alberto Ortiz, Pablo Comelles y Emilio Commisso, guiada desde el banco por Ángel Labruna.

A cinco minutos de la apertura, Pedro Alexis González abrió la sobresaliente velada vulnerando al portero Juan Olivares, refuerzo del anfitrión. Después, aparecieron el desparpajo y la zurda tan habilísima como fulminante del valor descollante del encuentro, José Luis Ceballos, para anotar la paridad a los diecinueve y la ventaja a los 24. Sobre el final del PT, Américo Jorge Ramón Spedaletti tendió la autoridad auriazul marcando la mejor conquista de la jornada, eludiendo y desparramando en el piso al meta albirrojo. Sencillamente, mimando el balón al estilo del Flaco Spedaletti. En el 57, Don Asfura, apodo del cordobés Ceballos, aumentó la hecatombe del gigante rioplatense, que a los 64 descontó. El 5 a 2 lo estampó el alero izquierdo del Equipo de Pedro, en el 68, poniendo increíblemente el corolario de una reluciente victoria el Mono Erasmo Zúñiga, ante el Pato Fillol a sesenta segundos del desenlace. Fruto de esa paliza, Everton obtuvo el subtítulo luego de escoltar al Santos brasileño y de aventajar al propio River, a Colo-Colo, al Austria Viena y a la U.

141 visitas

Comenta esta Nota