CASA DEL DEPORTE

ico-clima
17 ºC
Despejado

27 de febrero 2005: Fenomenalmente, el matador timbra dos golazos

Jueves 27 de Febrero de 2020
El Shileno Salas, un elegido e ídolo grande de River, batió en dos ocasiones a Argentinos Jrs. en un empate a tres sensacional firmado en el estadio Diego Maradona.
133 visitas
  • 27 de febrero 2005: Fenomenalmente, el matador timbra dos golazos
  • 27 de febrero 2005: Fenomenalmente, el matador timbra dos golazos

Bombarderos del gol, máxima expresión deportiva. Éxtasis y culminación mágica de todo pincel futbolero. Ayer, estas páginas entrañaron a un ariete terrible, Iván Zamorano. Y hoy, a José Marcelo Salas. La principal insignia histórica de U. de Chile, tras hechizar al Viejo Mundo durante cinco temporadas, regresó en julio de 2003 a la Banda Sangre, dirigida entonces por Manuel Pellegrini. Retornó a la tienda de Núñez, con la cual dominó el mapa continental en 1997, atesorando ese año el cartel de mejor futbolista de América. Convertido en uno de los mayores ídolos de los Millonarios, junto al Beto Alonso, Ángel Labruna, Ubaldo Fillol, Amadeo Carrizo, Enzo Francescoli y Matías Almeyda -entre varios otros-, el zurdo entró al Diego Armando Maradona portando el brazalete de capitán. Por la tercera fecha del Clausura, River enfrentó a Argentinos Juniors, desplegándose desde el arranque un juego de suyo ofensivo. Tan así que ya a los siete minutos Fleitas anotó el primero de una fiesta de goles, poniendo en ventaja a los de La Paternal. En el dieciséis, el artillero de la Roja en Francia 98 abrió su propia función, marcando la igualdad e imprimiendo a los treinta el pináculo de la noche: desde veinte metros, despachó un cañonazo espectacular con su pie infalible que se clavó en un ángulo superior.

A cuatro del descanso, el paraguayo Morinigo señaló el 2 a 2 transitorio aplicando un frentazo. Más tarde, el Tecla Farías adelantó a los diez del ST al visitante, definiendo sutilmente sobre la salida del guardameta para rubricar otro golazo. Y el vibrante empate lo selló a los diecisiete un cabezazo de Gandolfi en su propio arco. Cinco meses después, el Fenómeno volvió al país para recobrar su eterno idilio con la U, manteniendo para siempre también un sagrado romance con River. Y en cuanto a conquistas anotadas por un chileno en aquel medio, consignemos el récord de una de las figuras cruciales del Everton 2008: Cristián Canío, defendiendo a San Martín de Tucumán, le anotó tres en un mismo pleito a Independiente en 2009, convirtiéndose en el único compatriota en lograr tamaña marca en la tierra de Alfredo Di Stéfano, Maradona, Messi, Norberto Alonso, Ricardo Bochini, Mario Kempes, Jorge Burruchaga…

133 visitas

Comenta esta Nota