CASA DEL DEPORTE

ico-clima
10 ºC
Nubes dispersas

12 de marzo 1972: En el monumental, el boca de don Fernando aplasta a River

Jueves 12 de Marzo de 2020
Con tantos de Ramón Mané Ponce y de Curioni, el equipo sabiamente guiado por el chileno Fernando Tata Riera goleó 4-0 al mayor adversario.
280 visitas
  • 12 de marzo 1972: En el monumental, el boca de don Fernando aplasta a River
  • 12 de marzo 1972: En el monumental, el boca de don Fernando aplasta a River

En noviembre del 71, el elenco de la banda sangre produjo una actuación para el asombro ante el Xeneize en el campo de Racing, concretando un 3-1 por el Campeonato Nacional. Y en el marco de la tercera fecha del Metropolitano de la siguiente temporada, uno de los mayores derbis del balompié mundial se disputó en el estadio Monumental, donde la escuadra del técnico chileno podía resarcir aquel traspié. La 137° edición de una rivalidad surgida en agosto de 1908 congregó a notorios protagonistas, varios de estos de jerarquía internacional: el Beto Alonso, Juan José López, Ernesto Mastrángelo, Carlos Morete y Óscar Pinino Más, figuras locales dirigidas por Didí, excelso volante que brilló con el Brasil del 62 en Sausalito. El visitante, por su lado, presentó a Silvio Marzolini, Rubén Suñé, Armando Ovide, Osvaldo Potente, Ramón Héctor Ponce, Nicolás Novello y al golero Rubén Sánchez, quien descubrió en 1992 al también ex portero Gustavo Dalsasso. Ante esas estrellas millonarias, una inspirada pléyade Azul y Oro asfaltó la ruta de un triunfo histórico desde el minuto diecinueve, cuando Mané Ponce (enorme atacante del Colo-Colo 79) comenzó a erigirse en verdugo del eterno rival.

En el diez del complemento, reapareció el as ganador de Fernando Riera, Mané, para poner a los boquenses más cerca del lobby de la victoria. Y entre el treinta y el 33, Hugo Curioni estampó un marcador insospechado, quizá, pero rotundamente justiciero. Con esta resonante goleada, fraguada por el artífice de la Roja del 62, los auriazules vengaron aquel 1-3 en un torneo que, a la postre, ganó un sensacional San Lorenzo de Almagro adiestrado por el Toto Juan Carlos Lorenzo. Posteriormente, el delantero de la selección mundialista en Brasil 1950, tendió aún más su vastísima trayectoria como DT, conquistando la Copa Chile con Palestino (77), U. de Chile (79) y Everton (84). “Don Fernando no fue un gran técnico, sino el más grande de todos”, ha declarado Manuel Pellegrini, su discípulo más aventajado.


280 visitas

Comenta esta Nota