CASA DEL DEPORTE

ico-clima
19 ºC
Despejado

26 de marzo 2013: CHILE, SUEÑA Y REVIVE

Jueves 26 de Marzo de 2020
Anotando su décima cifra por la Roja, Esteban Paredes quebró el férreo cerrojo de la selección uruguaya, sellando Eduardo Vargas el definitivo 2-0.
151 visitas
  • 26 de marzo 2013: CHILE, SUEÑA Y REVIVE
  • 26 de marzo 2013: CHILE, SUEÑA Y REVIVE
  • 26 de marzo 2013: CHILE, SUEÑA Y REVIVE
  • 26 de marzo 2013: CHILE, SUEÑA Y REVIVE

Una ráfaga de cuatro derrotas consecutivas detuvo la Selección en el Estadio Nacional, venciendo por la duodécima fecha de la fase eliminatoria del Mundial 2014 a un rival históricamente impetuoso. El 11 de septiembre de 2012, mismo día de la muerte de un escudo especial de la Roja, Sergio Livingstone, el combinado adiestrado por Claudio Borghi había sucumbido ante Colombia en el Monumental, cayendo más tarde frente a Ecuador en Quito, contra Argentina en Ñuñoa y con Perú, revés que marcó en Lima la turbia asunción de Jorge Sampaoli. Pero como no hay rachas adversas ni epidemias que duren cien años, el local ratificó ante la Celeste una incuestionable preponderancia, anulando primeramente a Luis Suárez y a Edinson Cavani, como asimismo a Diego Forlán, quien ingresó a la gramilla a los veintitrés del segundo tiempo, para después romper el maleficio en el marco de Fernando Muslera. Sediento de puntos, Chile sufrió la baja de Alexis Sánchez, siendo convocado el Tanque Paredes, quien a los nueve minutos luchó, ganó y, tras un centro de Jean Beausejour, despertó a la incondicional Marea Roja. Inmejorable arranque sobre la garra charrúa, atropellada esta vez por la potencia y olfato de quien archivó su décima conquista por El equipo de todos.

Y a los treinta de la fracción complementaria, la máquina concebida por Marcelo Bielsa, cuyo funcionamiento lo amplificó acabadamente el estratego de la U. de Chile 2011, destrozó por segunda vez la red de Muslera. Aplicando una de sus eficientes fórmulas, Matías Fernández superó delicada y preciosamente el candado visitante para encontrar una resuelta patriada de Mauricio Isla, complementada por otro ariete infalible a la hora de ponerse la casaquilla nacional: Eduardo Vargas. Coronada esta triunfante presentación, el seleccionado chileno regresó a la zona de vanguardia de las clasificatorias, a pesar de aquella cadena de cuatro fiascos, dejando temporalmente a los uruguayos fuera de Brasil 2014.

151 visitas

Comenta esta Nota