29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA

Miercoles 29 de Abril de 2020
En la pugna por avanzar a la segunda fase de la Libertadores, los de Viña igualaron a uno con los aztecas, azotados entonces por la pandemia de influenza A (H1N1).
111 visitas
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA
  • 29 de abril 2009: EVERTON, FRENTE A LAS CHIVAS Y A LA GRIPE PORCINA

Cincuenta años de pasión se cumplieron en 2009, cuando se celebró la quincuagésima edición de la Libertadores, denominada Copa de Campeones de América entre 1960 y 1964. La enseña viñamarina, que se estrenó en 1977 en la cita de los grandes del continente, volvió a esta al cabo de seis lustros, afrontando en el grupo 6 a Caracas, Lanús y a las Chivas Rayadas del Guadalajara. A la disputa del último encuentro de aquel grupo, ante los aztecas, los comandados por Nelson Acosta llegaron con la imperiosa necesidad de dejar los tres puntos en Sausalito, para adentrarse en la ronda de octavos y poner un corolario dorado a una campaña que un mes antes había ejecutado una proeza: el 17 de marzo, exactamente, Everton se convirtió en el primer equipo chileno en obtener una victoria en Argentina por la Libertadores, golpeando 2-1 a Lanús. El enfrentamiento contra los mexicanos no tuvo ingredientes sólo deportivos, porque el país del elenco visitante sufría en ese momento la embestida de la pandemia de gripe A H1N1, conocida asimismo como gripe porcina. Bajo el citado panorama, el trámite del juego se volcó tempranamente en favor del Rebaño Sagrado, a los cinco, debido al precioso finiquito de Javier Hernández sobre la salida de Gustavo Dalsasso, rebautizado con el mote de San Dalsasso cuando el Oro y Cielo venció a Caracas el 17 de febrero.

Con el solitario tanto de las Chivas concluyó la primera etapa, pero a los dos de la siguiente mitad Jaime Riveros facturó el equilibrio, opacando con largueza la preciosidad anotada por Chicharito Hernández. La zurda del Liebre despachó un tiro libre desde escaso ángulo, haciéndolo caer detrás del arquero como una hoja seca. Golazo. A lo Didí, el brasileño que inventó la folha seca, la cual exhibió en Sausalito durante el Mundial del 62. Incitado por esa perla y por el aliento de su hinchada, el local se adueñó del compromiso, generándose Ezequiel Miralles las dos mayores ocasiones para romper la paridad: una clara infracción penal no castigada y un disparo que sacudió el horizontal. Sobre el final, el capitán de la visita, Héctor Reynoso, en un acto condenable escupió y amenazó con contagiar al delantero argentino de Everton, Sebastián Penco. En conclusión, los de Viña se despidieron de su segundo concurso internacional ubicados en el tercer lugar del grupo, con ocho puntos, a dos de Caracas y a uno del Guadalajara.           



111 visitas

Comenta esta Nota