29 de mayo 1968: EL UNITED LE DA A INGLATERRA SU PRIMERA COPA DE EUROPA

Viernes 29 de Mayo de 2020
Comandado por el genio imperial de Bobby Charlton, ante el Benfica, el Manchester United logró en Wembley un título inédito para la cuna del fútbol, tras 120 minutos.
133 visitas
  • 29 de mayo 1968: EL UNITED LE DA A INGLATERRA SU PRIMERA COPA DE EUROPA
  • 29 de mayo 1968: EL UNITED LE DA A INGLATERRA SU PRIMERA COPA DE EUROPA
  • 29 de mayo 1968: EL UNITED LE DA A INGLATERRA SU PRIMERA COPA DE EUROPA
  • 29 de mayo 1968: EL UNITED LE DA A INGLATERRA SU PRIMERA COPA DE EUROPA

El 6 de febrero de 1958, el plantel del ManU sufrió un fatal accidente en el aeropuerto de Múnich, cuando los Busby Babes venían de enfrentar a Estrella Roja en Belgrado por la Copa de Campeones de Europa, denominada Champions League desde 1992. Aquel día, el avión que lo transportaba colisionó con la torre de control del terminal aéreo, dejando como saldo la muerte de ocho jugadores y tres directivos. Una vez que Sir Matt Busby, coach escocés del club y sobreviviente del desastre pudo regresar a Inglaterra, le prometió a la dirigencia y a la afición del United: “En diez años reconstruiremos el equipo y ganaremos la tan añorada copa”. El proceso giró en torno a Sir Bobby Charlton, el más grande futbolista en la historia de la institución y de su país. También superviviente de la tragedia, Charlton cosechó sólo éxitos en tiempos venideros, en los Mundiales de Suecia 58, Chile 62 e Inglaterra 66. El 62 actuó en la sede de Rancagua, enfrentando asimismo a Brasil en el Sausalito viñamarino antes de coronarse campeón el 66 como la mayor figura del torneo. Además, Busby incorporó al equipo a Nobby Stiles, también campeón del 66, y a dos delanteros geniales: el norirlandés George Best y el escocés Denis Law, quienes articularon junto a Charlton la mítica Santísima Trinidad.



Y en Wembley, una década después del aciago episodio de Múnich, The Red Devils definió al monarca de la temporada 1967-68 con el Benfica, club portugués que tuvo como DT al chileno Fernando Riera en la final de 1963, ante el Milán. En un encuentro dramático, a los nueve del segundo período Charlton adelantó al United con un cabezazo, emparejándolo Jaime Graça a los 33. Al persistir el empate al cabo de los noventa, se jugaron treinta minutos agregados, donde el Quinto Beatle, George Best, puso a los tres de esa etapa la ventaja para los Diablos Rojos. Ciento veinte segundos más tarde, el centroatacante Brian Kidd, ayudante técnico de Manuel Pellegrini en su paso por Manchester City, anotó con otro frentazo el lapidario 3-1. Restaba la guinda de la torta, sí: la segunda obra de Bobby Charlton, marcada a los nueve con un derechazo cruzado de alto vuelo técnico. Finiquitada la emocionante disputa de 120 minutos, el flamante vencedor subió a la tribuna de La Catedral del Fútbol Mundial para recibir La Orejona, gritarle a todos que la promesa de Matt Busby estaba consumada y que era el primer inglés en conquistar el certamen de clubes más importante de Europa.

133 visitas

Comenta esta Nota