3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES

Miercoles 03 de Junio de 2020
Dos maravillosos lanzamientos libres ejecutados por Juan Román Riquelme, con la 10 de Boca, dieron la vuelta al mundo a cuatro años de la cuarta corona de Everton.
164 visitas
  • 3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES
  • 3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES
  • 3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES
  • 3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES
  • 3 de junio 2012: ROMÁN, ASOMBRA CON UN PENAL Y UN TIRO LIBRE MAGISTRALES

Sausalito, el gélido martes 3 de junio de 2008, se desbordó y se repletó de expectación ante una cita de ribetes inéditos, amparando un suceso jamás acaecido desde junio de 1944, cuando el Oro y Cielo ingresó a la categoría de honor del balompié doméstico. Aquella noche, frente al tetracampeón reinante y tras caer 2-0 en la primera final del Apertura, los viñamarinos al fin pudieron bajar una estrella en su nido, después de las conquistadas en el Estadio Nacional en 1950, 1952 y 1976. Ezequiel Miralles, en dos ocasiones, y Jaime Riveros perfilaron el 3-0 soñado y necesario contra Colo-Colo. Con esta hazaña, comenzamos hoy. ¡Cómo no! Y en suelo trasandino, luciendo los mismos colores ruleteros, cuatro años más tarde deslumbró por enésima vez al planeta un deportista refinado, que deleitaba y jugaba mientras todos corrían: Román, simplemente Román, otrora camarada de Gustavo Dalsasso y de Gary Medel en el Azul y Oro del Atlántico. El ídolo de Boca Juniors enfrentó con éste a Deportivo Merlo, equipo del Nacional B, por el partido único de una semifinal de la Copa Argentina 2011-12 en el estadio Ciudad de Catamarca, anotando a los 57 un tiro libre de su sello que Darío Capogrosso, estático, sólo atinó a ver cómo se clavó en un rincón muy lejano de su arco.



Conducido por Julio César Falcioni, el Xeneize estiró la superioridad hasta los 89, cuando Alejandro Friedrich marcó el empate a uno con un disparo imposible para el portero charrúa Sebastián Sosa. Luego, la serie de los penales la emprendieron los Charros, acertando el cobro inicial antes del primer turno del séxtuple campeón de la Copa Libertadores: frente al balón se puso Riquelme, o Román, quien genial y dócilmente lo depositó en el fondo de la red, tras engañar a Capogrosso. Seguidamente, el uruguayo Sosa se vengó de Friedrich conteniendo el cuarto lanzamiento de Merlo; el actual atacante del Cacique, Pablo Mouche, marcó el 4-3 para Boca y el 5-4 definitivo lo señaló Matías Caruzzo. A la postre, los de la franja amarilla y Racing clasificaron a la instancia mayor del certamen, restando pocos días para las semifinales de la Libertadores disputadas por los propios boquenses y la U. de Chile de Jorge Sampaoli.     



164 visitas

Comenta esta Nota