5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA

Viernes 05 de Junio de 2020
El grupo de caballería blindada del Ejército nacional, integrado por cinco equitadores, se tituló subcampeón en la modalidad de saltos del Mundial de Italia.
173 visitas
  • 5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA
  • 5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA
  • 5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA
  • 5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA
  • 5 de junio 2000: COMO SIEMPRE, BRILLA LA EQUITACIÓN CHILENA

Eduardo Yáñez Zavala, Alberto Larraguibel Morales y Ricardo Echeverría Vergara, en la faz del Ejército, embanderan la celebérrima equitación nacional. Yáñez, llamado el Maestro en todo el planeta, porque en 1981 fue distinguido por el Comité Olímpico Internacional como el mejor jinete del mundo. El angolino Larraguibel, porque en 1949 eternizó en Viña del Mar un récord mundial imperecedero junto al caballo Huaso. Y Echeverría, teniente en 1952, porque obtuvo medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Helsinki de aquel año: en la competencia por equipos, acarició el título con los carabineros César Mendoza Durán y Óscar Cristi Gallo, primer deportista chileno en lograr dos preseas en una misma cita olímpica. Entonces capitán, Cristi alcanzó también la plata individual en el concurso de salto con obstáculos. Reverdeciendo ese ayer glorioso, la historia del primor ecuestre nos pone ahora en la aurora de un nuevo siglo, en la cual quince naciones participaron en la especialidad de salto del Mundial Militar efectuado en Roma.

Formada por el mayor Sergio Rikli y los tenientes Jaime Poblete, Javier Witto, Alfonso Anguita y Sergio Iturriaga, la representación nacional trató de revalidar su histórico prestigio en la prueba por equipos, teniendo en el cuadro local y en el de Marruecos a los principales contrincantes. Ante los indicados elencos, sin soslayar a los trece restantes, el Grupo de Caballería Blindada del Ejército chileno alcanzó el subcampeonato al cometer cuatro faltas, secundando al italiano que ejecutó una gestión perfecta: ninguna falla. Tercera se ubicó la delegación marroquí, tras registrar doce errores, aventajando a Países Bajos y a Bielorrusia por poca diferencia. Un año después, el mismo equipo nacional se coronó monarca mundial en Turquía, proclamándose también como el número uno en la escena individual de salto el teniente Iturriaga.

173 visitas

Comenta esta Nota