CASA DEL DEPORTE

ico-clima
8 ºC
Nubes dispersas

7 de julio 1974: LA NARANJA MECÁNICA, LA DEL FÚTBOL TOTAL, CAMPEONA SIN CORONA

Martes 07 de Julio de 2020
El colosal equipo comandado en la cancha por Johan Cruyff chocó en la final de Múnich con los panzers alemanes, liderados por Beckenbauer, imponiéndose el local por 2-1.
129 visitas
  • 7 de julio 1974: LA NARANJA MECÁNICA, LA DEL FÚTBOL TOTAL, CAMPEONA SIN CORONA
  • 7 de julio 1974: LA NARANJA MECÁNICA, LA DEL FÚTBOL TOTAL, CAMPEONA SIN CORONA
  • 7 de julio 1974: LA NARANJA MECÁNICA, LA DEL FÚTBOL TOTAL, CAMPEONA SIN CORONA
  • 7 de julio 1974: LA NARANJA MECÁNICA, LA DEL FÚTBOL TOTAL, CAMPEONA SIN CORONA

Erróneamente llamado equipo nacional de fútbol de Holanda, la selección de Países Bajos asombró al planeta durante la primera edición de la Copa Mundial de la FIFA, sucesora de la Jules Rimet, ganada por tercera vez en México 70 por Brasil. El cuadro neerlandés, que llegó a la cita efectuada en tierras germanas con el justo apelativo de La naranja mecánica, en alusión a la película homónima dirigida en 1971 por Stanley Kubrick, aplastó a todos los rivales que intentaron detener su FÚTBOL TOTAL antes de adentrarse en la finalísima junto con la también poderosa Alemania Federal: bajo el celebrado genio del Tulipán de Oro, Johan Cruyff, la inolvidable revelación de aquel torneo venció con abrumadora contundencia a Argentina, Alemania Oriental (2-0) y Brasil (2-0), en la segunda ronda, propinándole además una verdadera humillación a los albicelestes (4-0, un baile y exhibición memorables). Por su lado, el seleccionado local, que el 14 de junio había superado en Berlín por la mínima cuenta a la Roja de Elías Figueroa, Chamaco Valdés, Carlos Caszely, Alberto Quintano, Carlos Reinoso, Sergio Ahumada, no arribó en calidad de invicto al choque principal bregado en el Olímpico de Múnich.

Favorita, la máquina neerlandesa rompió rápidamente el cerco comandado por el Káiser Beckenbauer, cuando Cruyff fue derribado dentro del área luego de una maniobra que está en los manuales de este deporte. Johan Neeskens, a los dos minutos, no perdonó a Sepp Maier desde los doce pasos. En el veinticuatro, el juez castigó otro penal, cobrándolo Paul Breitner para el anfitrión. Y a los 43, tras un desborde de la Locomotora Rainer Bonhof, apareció Gerd Müller para sentenciar con una media vuelta un campeonato perfecto, aun restando el segundo tiempo. En esa etapa, pálida en general, la mayor figura histórica del Barcelona junto con Messi (Cruyff) y Franz Beckenbauer empujaron a los suyos, logrando en definitiva su segundo título mundial el Die Mannschaft de Maier, Berti Vogts, Wolfgang Overath, Uli Hoeness, Breitner, Müller, el Káiser y del legendario DT Helmut Schön. Título alzado frente a un conjunto tan sensacional como perdurable, constituido por Rudi Krol, Wim Rijsbergen (entre 1999 y 2001, entrenador de U. Católica), Rob Rensenbrink, Johnny Rep, Neeskens, Cruyff y dirigido por el inventor del fútbol total: Rinus Michels, el General.

129 visitas

Comenta esta Nota