CASA DEL DEPORTE

ico-clima
8 ºC
Nubes dispersas

9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA

Jueves 09 de Julio de 2020
En 1920, el Sporting Club acogió el antiguo torneo y el 91, el patrimonio que tuvo como protagonistas en la reunión inicial a Uruguay y Ecuador (1-1) y a Brasil-Bolivia (2-1).
122 visitas
  • 9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA
  • 9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA
  • 9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA
  • 9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA
  • 9 de julio 1991: SAUSALITO, ESTRENA SU BELLEZA EN LA COPA AMÉRICA

Después de siete décadas, el campeonato de selecciones fundado en 1916 volvió a visitar un estadio ubicado junto a las famosas playas de Viña del Mar, correspondiéndole esta vez a Sausalito albergar atractivos choques y a cinco combinados que disputaron dos cupos para el cuadrangular final animado en el Estadio Nacional. Así, por segunda ocasión en la historia, la Ciudad Jardín fue testigo privilegiado de una nueva edición del Sudamericano de Naciones, tras el escenificado durante septiembre de 1920 en el Sporting Club. El 9 de julio, veinticuatro después de las victorias de la Roja sobre Perú y de Argentina ante Venezuela, cristalizadas en Concepción y en Ñuñoa por el grupo A, se jugó en Sausalito la primera reunión doble de un total de cuatro. En el encuentro inaugural, arbitrado por el chileno Gastón Castro, un joven equipo charrúa adiestrado por Luis Cubilla (quien poco antes había perdido la Libertadores contra Colo-Colo, dirigiendo a Olimpia) se puso en ventaja frente a la selección ecuatoriana con un tanto de Gustavo Méndez, igualándolo una de las mayores figuras de “Viña 91”: Álex Darío Aguinaga, símbolo máximo del fútbol del Guayas junto con Alberto Spencer.

Luego, ya de noche y desafiando una gélida temperatura, dieciocho mil aficionados presenciaron el compromiso entre el campeón defensor del certamen, el Scratch comandado por Paulo Roberto Falcao, y un cuadro boliviano que empezaba a seducir al continente con la jerarquía de Marco Antonio Etcheverry, Milton Melgar, Ramiro Castillo, Erwin Platini Sánchez, Julio César Baldivieso. Sin embargo, la Verdeamarilla de Claudio Taffarel, Cafú, Branco, Raí y Renato Gaúcho abrió el tablero viñamarino a los seis minutos, estampándolo con el penal anotado por Neto. A los tres del segundo tiempo, emergió toda la potencia y comba del célebre pie izquierdo de Branco, sirviendo un tiro libre desde veinticinco metros imposible para el guardameta altiplánico. Y faltando segundos para el final, una infracción abortó dentro del área una bella maniobra del Diablo Etcheverry, ejecutando Platini Sánchez la pena máxima. Dos días más tarde, para calentar con un depurado juego las frías jornadas de Viña, entró en escena el otro miembro del grupo B: la Colombia de René Higuita, Carlos Valderrama, Freddy Rincón, Leonel Álvarez, Bernardo Redín, Arnoldo Iguarán, Anthony de Ávila…     

122 visitas

Comenta esta Nota