CASA DEL DEPORTE

ico-clima
7 ºC
Nubes dispersas

24 de julio 1998: Salas, el nuevo emperador de Roma

Viernes 24 de Julio de 2020
El símbolo azul, autor de una obra de antología en Wembley y goleador de la Roja en Francia 98, llegó a darle gloria a un club que no festejaba hace 25 años: la Lazio.
99 visitas
  • 24 de julio 1998: Salas, el nuevo emperador de Roma

El máximo ídolo histórico de la U, junto con Leonel Sánchez, se incorporó a la Lazio luego de dos temporadas de ensueño en River Plate, adjudicándose con los de la banda sangre tres títulos locales y la Supercopa Sudamericana 1997, invistiéndose también como el mejor futbolista de América aquel año. El cuadro de la Ciudad Eterna, además, recibió a un chileno precedido de una señalada actuación en el Mundial de Francia, en el cual se inscribió con cuatro conquistas, y de un colosal desempeño en Wembley, donde anotó, acaso, el gol más brillante en todo el historial de la Roja. Cubierto por estos galones, el Matador ancló a las 16.15 horas en Vigo di Fassa, lugar en el que romanos realizaban la pretemporada, presenciada ese día por setenta periodistas y por seiscientos enfervorizados tifosis. Y tras el arribo del temucano, los Biancocelesti, carentes de scudettos durante 25 años, consiguieron la Supercopa 1998 y el título de la Serie A de 1999-2000, convirtiéndose Salas en el mayor artillero con doce cifras. Los éxitos se sucedieron, logrando el chileno con su primera camiseta en el Viejo Mundo la Supercopa y la Recopa europea 1999, como asimismo la Supercopa de 2000. Después, el zurdo matador de prodigiosa técnica engrosó las filas de la Juventus, retornando a River en 2003 y a su querida U en julio de 2005, clausurando tres años más tarde una celebrada trayectoria emplazado en el podio del fútbol nacional.

99 visitas

Comenta esta Nota