CASA DEL DEPORTE

ico-clima
8 ºC
Parcialmente nuboso

28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES

Martes 28 de Julio de 2020
En la misma fecha de 1991 y 1993, Everton derrotó 1-0 a azules y a los subcampeones continentales en Sausalito. Ante la U, con el brinco y el cabezazo demoledor de Cofré
82 visitas
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES
  • 28 de julio: LOS VIÑAMARINOS, INEXPUGNABLES FRENTE A LOS ESTUDIANTILES

Armando Tobar Vargas, hijo dilecto del cerro Santa Inés y mundialista en Chile 62 e Inglaterra 66, había sido el último técnico en llevar a los ruleteros a la lucha por un título, en 1985. Ese año, Everton buscó hasta la última fecha la cuarta consagración, no pudiendo conquistarla al caer con U. Católica, mientras Cobreloa ganó su compromiso y el torneo por sólo dos puntos de ventaja. Al cabo de seis años, la dirigencia auriazul encargó nuevamente la cabina técnica a Tobar, quien realizó un decoroso cometido en treinta jornadas. En la octava, aunque no apabulló a su rival en el marcador, el local ejecutó en Sausalito uno de sus principales encuentros de la temporada, frente a los dirigidos por Pedro Morales. Con Jorge Cortés, Juan Carlos Segovia, Cristián Romero, Gustavo Reinoso y Eduardo Patricio Cofré como bastiones, el anfitrión encontró la cifra de la alegría a los 39 minutos del primer tiempo. Cuando la Viejita Reinoso centró sutilmente y Gino Cofré, tras brincar elástica y estéticamente, despachó un frentazo potentísimo que dejó estancado a Eduardo Fournier. Después, el equipo de Tobar conservó la mínima ventaja, finalizando así el choque de la primera rueda: la revancha, disputada en Ñuñoa por la 23° fecha, también favoreció a los de Viña, por 2-0, con tantos de Pedro Pablo Díaz y de Juan Carlos Guarda.     



Contra la UC, la chilena de Kopriva y el derechazo de Ugarte                               



Dos años más tarde, en partido válido por la tercera jornada del Campeonato Nacional, el Oro y Cielo recibió a una escuadra que había ascendido en mayo recién pasado a la final de la Copa Libertadores, junto a un todopoderoso Sao Paulo. La UC, guiada por Ignacio Prieto y privada de coronas nacionales desde 1987 (cuando Osvaldo Arica Hurtado y Jorge Aravena se alzaron como “los dueños de la mitad del título”), abordó el césped de Sausalito con un grupo convocado a romper el predominio marcado en aquel momento por Colo-Colo y Cobreloa: Raimundo Tupper, Mario Lepe, Luis Pérez, Gerardo Reinoso, Ricardo Lunari, Jorge Vázquez, Juan Carlos Almada, Luka Tudor… Contra ese nivel de contrincantes se paró el elenco de la Ciudad del Deporte, brindando a doce mil concurrentes una acertada presentación encabezada por los volantes Francisco Ugarte y Juan Carlos Kopriva, sumándose a ellos la potencia del atacante uruguayo Rafael Bianchi. Como también la notable labor del arquero Nelson Cossio, absoluta prenda de garantía en la puerta del dueño de casa. Así llegó el minuto 37 de la primera parte, en el que Kopriva puso el balón en el área, donde el Condoro Ugarte se hizo de un rebote para vencer, con la complicidad de Patricio Toledo, la valla del subcampeón de América.      

         

82 visitas

Comenta esta Nota