CASA DEL DEPORTE

ico-clima
10 ºC
Despejado

3 de septiembre 1995: EL LEO, APORTE DE NIVEL MUNDIAL, DEBUTA EN LA U CON UN TRIUNFO MATADOR

Jueves 03 de Septiembre de 2020
La mayor estrella de la Copa América de Chile 91, Leo Rodríguez, cumplió maravillosos 65’ en su estreno por los azules, en el 3-1 sobre Huachipato con tres tantos de Marcelo Salas.
110 visitas
  • 3 de septiembre 1995: EL LEO, APORTE DE NIVEL MUNDIAL, DEBUTA EN LA U CON UN TRIUNFO MATADOR
  • 3 de septiembre 1995: EL LEO, APORTE DE NIVEL MUNDIAL, DEBUTA EN LA U CON UN TRIUNFO MATADOR
  • 3 de septiembre 1995: EL LEO, APORTE DE NIVEL MUNDIAL, DEBUTA EN LA U CON UN TRIUNFO MATADOR
  • 3 de septiembre 1995: EL LEO, APORTE DE NIVEL MUNDIAL, DEBUTA EN LA U CON UN TRIUNFO MATADOR

El miércoles 30 de agosto de 1995, cuando la U derrotó 3-2 a Ferro Carril Oeste en los últimos siete minutos, tras ir cayendo 2-0, un volante ofensivo hábil, de excelente pegada y espectacular cambio de ritmo actuó un solo período en el Estadio Nacional. Poco después de ese vibrante encuentro amistoso, aquel enganche que maravilló al continente en las Copas América de Chile 91 y Ecuador 93 ingresó al estadio Santa Laura a disputar su primer compromiso oficial en nuestro país, ante veinticinco mil espectadores. Valor desequilibrante en Vélez, Argentinos Jrs., San Lorenzo, Atalanta de Bérgamo y en el Borussia Dortmund, el también vencedor de la Copa Confederaciones 92 y mundialista en Estados Unidos 94 tomó las riendas azules desde el pitazo inicial contra Huachipato, rival del campeón chileno en aquel momento. El choque, válido por la decimoséptima fecha del Nacional, lo desniveló a los veinte minutos Malcolm Moyano, ariete del visitante conducido por el croata Andrija Percic. Ese gol llegó mientras el local manejaba las acciones en los pies de la vedette de la jornada, Leonardo Adrián Rodríguez, y en los ataques de Marcelo Salas y del Bombero Juan Carlos Ibáñez sobre el marco vigilado por Rubén Osvaldo Cousillas, asistente técnico de Manuel Pellegrini desde 2001. 



Al sentir el golpe, emergió a los 39 el festín laico enarbolado por el Leo y Salas, para establecer el equilibrio en el campo hispano. Luego de una infracción cometida al debutante bonaerense a veinte metros del arco acerero, el recio tiro libre de Patricio Mardones estremeció las manos del argentino Cousillas, no pudiendo este impedir la igualdad cuando el Matador capitalizó el rebote. Ante un recinto repleto se fue la etapa inaugural equiparada a uno, previéndose un destape mayor de Salas, Rodríguez, Ibáñez y compañía en el complemento. Y a los veintidós y 31 minutos, el propio temucano definió el enfrentamiento, tras sufrir dos faltas dentro del área: matando y fusilando al gigantón Cousillas en ambos penales, virtualmente, el zurdo decretó el 3-1 concluyente. Rodríguez, en tanto, fue reemplazado por Víctor Hugo Castañeda a los veinte, bajo la unánime aprobación de aquellas veinticinco mil almas. “Vine a salir campeón con la U”, anunció a su llegada el flamante refuerzo y verdadero APORTE para el espectáculo nacional, consumando tal promesa tres meses después, el 3 de diciembre exactamente (más tarde, el 99 y 2000, el “10” formado en Lanús consiguió el bicampeonato con su querido club chileno).           


110 visitas

Comenta esta Nota