CASA DEL DEPORTE

ico-clima
10 ºC
Despejado

14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES

Lunes 14 de Septiembre de 2020
De Lucangioli a Goyco. El Diez anotó el último gol oficial de su trayectoria en clubes ante Sergio Goycochea, veintiún años después de marcar el primero frente a Rubén Lucangioli. De San Lorenzo de Mar del Plata a Newell’s, del 76 al 97...
93 visitas
  • 14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES
  • 14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES
  • 14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES
  • 14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES
  • 14 de septiembre 1997: EL ÚLTIMO GRITO DEL BARRILETE, EL 311° POR CLUBES

Esta historia colmada de conquistas de antología comenzó el domingo 14 de noviembre de 1976 en el estadio General San Martín, donde un maestro de apenas dieciséis años signó sus dos primeros tantos oficiales en primera división, ante el portero Rubén Lucangioli. Ese día, cuando Argentinos Juniors derrotó 5-2 a San Lorenzo de Mar del Plata por el Nacional argentino, el Pelusa de Fiorito sacó otro pasaporte de ida hacia la idolatría popular, tras el timbrado en la jornada de su estreno en el fútbol de honor: el 20 de octubre. Las genialidades bordadas por el Cebollita se sucedieron en canchas trasandinas, vistiendo la 10 del equipo de La Paternal y la del Azul y Oro de Boca Juniors, antes de ratificar aquella idolatría en el Barcelona y en el Nápoles, donde señaló numerosas obras de maravillosa categoría. El también campeón mundial juvenil en Japón 79, en el cual atildó el marcador en seis ocasiones, extendió la bitácora contra las redes en el Sevilla y más tarde en su querido cuadro xeneize, que lo acogió en octubre de 1995 para concretar un viejo anhelo: frente a Colón de Santa Fe, en la Bombonera, emprendió su segundo ciclo con la casaquilla boquense, con la cual saltó a la definitiva fama mundial en 1981.   


Y esta historia terminó el domingo 14 septiembre de 1997, tres años después de gritar su último tanto por la Selección, el 34°, sobre Grecia en el Mundial de Estados Unidos. Aquella tarde, el Diez y el Boca dirigido por Héctor Veira recibieron a Newell’s Old Boys, por la tercera fecha del Apertura. En el minuto 41, el pie de terciopelo de Maradona enfrentó desde los doce pasos a su amigo Sergio Goycochea, el atajapenales de Italia 90. Goyco le compró el amague al astro, venciéndolo con un toque sutil emanado de la cara interna de ese obediente botín zurdo. Fue la última anotación del Barrilete cósmico, la 35° oficial por los auriazules, reemplazado a los diecisiete de la segunda etapa por Diego Latorre. Pronto, Josemir Lujambio igualó a los veintitrés luego de un error de Roberto Abbondanzieri, y a los 32 Guillermo Barros Schelotto decretó el 2-1 para el local. Sobre el final de octubre de ese año, el día 25, el Diego disputó el último partido de su carrera, y lo hizo a lo grande: ganándole 2-1 a River en el Monumental (N. del R.: Concluido aquel Apertura, en el que Marcelo Salas selló diez cifras, la Bandasangre logró el título al superar por un solo punto al elenco de Maradona).     

93 visitas

Comenta esta Nota