CASA DEL DEPORTE

ico-clima
11 ºC
Muy nuboso

17 de septiembre 1995: EN EL DUELO DE CAMPEONES, EL CICLÓN FUE AZUL

Jueves 17 de Septiembre de 2020
A horas del Dieciocho, la U humilló con cuatro golazos a San Lorenzo en la ida de la Copa Trasandina, disputada en el estadio del Ciclón argentino.
153 visitas
  • 17 de septiembre 1995: EN EL DUELO DE CAMPEONES, EL CICLÓN FUE AZUL
  • 17 de septiembre 1995: EN EL DUELO DE CAMPEONES, EL CICLÓN FUE AZUL
  • 17 de septiembre 1995: EN EL DUELO DE CAMPEONES, EL CICLÓN FUE AZUL
  • 17 de septiembre 1995: EN EL DUELO DE CAMPEONES, EL CICLÓN FUE AZUL

Luego de derrotar por la mínima a Unión Española con anotación de Marcelo Salas en juego de la decimoctava fecha del Campeonato Nacional, el Romántico Viajero cruzó la cordillera para animar el pleito de ida de la primera edición de la Copa Trasandina, contendida por los campeones de Chile y Argentina. Además de la victoria de los azules, el 10 de septiembre de 1995 Everton dio cuenta de Atacama por 3 a 0 en Sausalito, merced a los aciertos de Marco Rodríguez, Rodrigo Córdova y del Chama Luis Bustos Valdés. Esto, en el concierto local, y volviendo a las riberas del Atlántico no podemos dejar de elogiar nuevamente un triunfo tan expresivo como insospechado inscrito por los estudiantiles. En el Nuevo Gasómetro, el Ciclón de Fernando Álvez, Óscar Ruggeri, Paulo Silas, Norberto Ortega Sánchez, Roberto Monserrat y Claudio Biaggio, conducido por Héctor Rodolfo Veira (atacante de la U en 1977), fue absolutamente superado por una visita que voló a gran altura. En todo caso, la historia pudo haber cambiado en el minuto veintidós, cuando Cristián Romero derribó en la zona penal al Pampa Biaggio. Pero, en notable gestión, Sergio Vargas abortó el disparo de Carlos Netto. Desde ahí, el Ballet Azul 95 alzó el telón de una eminente gala.  


Tras una extraordinaria habilitación de Juan Carlos Ibáñez, la cortina la abrió Rodrigo Goldberg a los veintisiete sobre la salida del Cabezón Álvez. A los 34, los protagonistas de la primera obra articularon la segunda, anotada esta vez por el Bombero Ibáñez luego de un veloz ataque del propio Goldberg. Con el 2-0 rotundo, terminó el acto inicial ante el asombro de todo el barrio Bajo Flores y de la legendaria hinchada de los Gauchos de Boedo. Y pronto, a los catorce de la segunda fracción, el paseo colegial lo amplió un golazo, otro más: después de un saque lateral de Cristián Mora, el Polaco corrió cuarenta metros burlando rivales y definió acabadamente frente al venezolano Gilberto Angelucci, sustituto del uruguayo Álvez desde el minuto 46. Finalmente, cuando el histriónico Bambino Veira y todo San Lorenzo de Almagro no hallaban dónde ocultar semejante humillación, entró en escena otro artillero de fuste. Eduardo Patricio Cofré, el Gino Cofré, quien bajó la función inmejorablemente: restando segundos para el cierre, lo asistió el Leo Rodríguez, eludió a un rival con la zurda y de derecha decretó un baile fenomenal. Deshonrado, el pueblo azulgrana vociferó entonces, “¡pellízcame, pellízcame…!”.    

153 visitas

Comenta esta Nota