CASA DEL DEPORTE

ico-clima
22 ºC
Despejado

21 de septiembre 1966: RINGO BONAVENA TUVO DE RODILLAS A FRAZIER, EL RIVAL MÁS GRANDE DE ALI

Lunes 21 de Septiembre de 2020
Óscar Natalio Bonavena, uno de los pocos sudamericanos que ha disputado el título mundial de los pesados, batalló tenazmente ante Joe Frazier en Nueva York, donde fue reprobado el fallo de los jueces.
137 visitas
  • 21 de septiembre 1966: RINGO BONAVENA TUVO DE RODILLAS A FRAZIER, EL RIVAL MÁS GRANDE DE ALI
  • 21 de septiembre 1966: RINGO BONAVENA TUVO DE RODILLAS A FRAZIER, EL RIVAL MÁS GRANDE DE ALI
  • 21 de septiembre 1966: RINGO BONAVENA TUVO DE RODILLAS A FRAZIER, EL RIVAL MÁS GRANDE DE ALI
  • 21 de septiembre 1966: RINGO BONAVENA TUVO DE RODILLAS A FRAZIER, EL RIVAL MÁS GRANDE DE ALI

Hablar de boxeo es hablar de fuerza, resistencia y coraje, conceptos que reinan en la categoría madre de esa disciplina, primordialmente. En la de los pesos completos, en la cual el chileno Arturo Godoy disputó el cinturón máximo en dos ocasiones en 1940, ante Joe Louis, el Bombardero de Detroit, perdiendo ambos combates. Otro de los prominentes pesos pesados que ha dado el pugilato sudamericano es Bonavena, nacido el 25 de septiembre de 1942 y apodado Ringo por su parecido facial con Ringo Starr, ex baterista de The Beatles. Además, el porteño tuvo una vida de película, simplemente: desde su fanatismo por el club Huracán, que bautizó una de las tribunas del estadio Parque Patricios con su nombre, hasta su enigmática muerte acaecida en 1976. También, por haberse codeado con famosos deportistas, artistas y celebridades. Respetado noqueador y poseedor de una gran potencia física, Bonavena protagonizó tres peleas inolvidables de las 68 que arroja su palmarés, partiendo por la que estelarizó frente a Joe Frazier en 1966. En el Madison Square Garden, de Nueva York, ambos contendientes empezaron a escribir una historia grande en la época dorada de los cuadriláteros mayores. El sudamericano, a los veinticuatro años; y el estadounidense, a los veintidós.           

Smokin Joe, precedido de diecinueve victorias consecutivas, todas resueltas por la vía rápida, sufrió el atrevimiento del bonaerense en los tres primeros asaltos del desafío a diez rounds. Incluso, viajó a la lona dos veces en la segunda vuelta, debido a los inquietantes puños del adversario. No obstante, se repuso en los siguientes capítulos para obtener el triunfo por decisión dividida, fallo que fue abucheado por todo el Madison, cuyo público apoyó a Bonavena como a un norteamericano más. Al mismo tiempo, el trasandino entró a la leyenda como el peleador que pudo acorralar como nadie al primer hombre que doblegó a Muhammad Ali, en 1971, cuando éste confesó: “Nunca he estado tan cerca de la muerte”. Dos años después, Frazier volvió a enfrentar a Ringo, quien en diciembre de 1970 alcanzó un momento soñado: retó a Ali en el Madison, disputando quince episodios de colección. Pero en mayo de 1976, el sino golpeó fuerte al boxeo rioplatense, como tantas veces. El mismo día en que Víctor Galíndez (murió atropellado a los 31 años, en 1980) conquistó la corona mundial de los mediopesado, Bonavena fue asesinado con un disparo de escopeta en Nevada, USA, en un confuso incidente. 


   

137 visitas

Comenta esta Nota