CASA DEL DEPORTE

ico-clima
21 ºC
Despejado

6 DE ENERO 2000: EN EL ESTADIO MÁS GRANDE DEL MUNDO, MONTECINOS LE ANOTA UN GOLAZO AL MEJOR UNITED DE LA HISTORIA

Miercoles 06 de Enero de 2021
Con un tiro libre perfecto, Cristián Montecinos batió al Manchester United en el Maracaná, escenario del primer Mundial de Clubes, en el empate a uno entre el Necaxa y los de Old Trafford.
83 visitas
  • 6 DE ENERO 2000: EN EL ESTADIO MÁS GRANDE DEL MUNDO, MONTECINOS LE ANOTA UN GOLAZO AL MEJOR UNITED DE LA HISTORIA
  • 6 DE ENERO 2000: EN EL ESTADIO MÁS GRANDE DEL MUNDO, MONTECINOS LE ANOTA UN GOLAZO AL MEJOR UNITED DE LA HISTORIA
  • 6 DE ENERO 2000: EN EL ESTADIO MÁS GRANDE DEL MUNDO, MONTECINOS LE ANOTA UN GOLAZO AL MEJOR UNITED DE LA HISTORIA
  • 6 DE ENERO 2000: EN EL ESTADIO MÁS GRANDE DEL MUNDO, MONTECINOS LE ANOTA UN GOLAZO AL MEJOR UNITED DE LA HISTORIA

Ocho representativos tomaron parte en el naciente certamen deportivo, animado en los estadios Maracaná y Morumbi, escenario este último de la jornada inaugural llevada a cabo el 5 de enero. Un día después, el grupo B compuesto por Vasco da Gama, South Melbourne, Necaxa y el Manchester United, se estrenó en el coloso de Río de Janeiro con dos compromisos. En el primero, los Diablos Rojos de Sir Alex Ferguson que durante 1999 habían conseguido la Champions League, la Premier League y la FA Cup, convirtiéndose en el mejor United de la historia, enfrentó a los Rayos mexicanos con un cuadrazo: Gary Neville, Jaap Stam, Ryan Giggs, David Beckham, Andy Cole, Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjær, su actual coach, entre varios astros. A pesar del notorio poderío de los ingleses, fueron los aztecas quienes tuvieron la primera aproximación franca como para abrir la cuenta, a los trece minutos. Cuando Álex Aguinaga, dueño de un respetable perfil diestro, y el talquino Montecinos, zurdo de macizo disparo, se pusieron frente al balón a veintiún metros de la valla rival para servir un tiro libre. Al final, fue el chileno quien cobró perfectamente la falta, sorprendiendo al golero Mark Bosnich y dejándolo totalmente paralizado ante la belleza y precisión del remate. Restando siete minutos para el cierre, Dwight Yorke colocó el definitivo empate a uno.

83 visitas

Comenta esta Nota