CASA DEL DEPORTE

ico-clima
15 ºC
Despejado

9 DE FEBRERO 2005: GUIADA POR EL MÁGICO PIZARRO, LA ROJA ENCANTA EN SAUSALITO

Martes 09 de Febrero de 2021
David Pizarro puso el juego bonito y eficiente en el 3-0 contra Ecuador; y Maldonado, Mark González y Pinilla colocaron los goles en Viña, sede de un duelo preparatorio para el Mundial de Alemania.
104 visitas
  • 9 DE FEBRERO 2005: GUIADA POR EL MÁGICO PIZARRO, LA ROJA ENCANTA EN SAUSALITO
  • 9 DE FEBRERO 2005: GUIADA POR EL MÁGICO PIZARRO, LA ROJA ENCANTA EN SAUSALITO
  • 9 DE FEBRERO 2005: GUIADA POR EL MÁGICO PIZARRO, LA ROJA ENCANTA EN SAUSALITO

Tras igualar sin goles con Argentina en Ñuñoa y caer 1-2 con Perú en Lima, poniendo fin así a la primera rueda de la fase eliminatoria del Mundial de 2006, el seleccionado nacional tuvo un apronte previo a los juegos ante Uruguay y Paraguay, a disputarse en marzo de 2005. Para esto, la ANFP prefirió a Sausalito, donde el local y ecuatorianos disputaron la Copa Viña Ciudad del Deporte, frente a dieciséis mil espectadores. Bajo un brillante desempeño de David Pizarro, el equipo conducido por Juvenal Olmos cuajó un juego netamente ofensivo en la primera parte, asentado también en los aportes de Mark y Sebastián González, Claudio Maldonado y Nelson Tapia. Fue así como la apertura de la cuenta llegó pronto, a los veintiséis, cuando Pizarro cedió a Maldonado, quien desde larga distancia despachó un derechazo bajo que no pudo contener el arquero José Cevallos.

Diez minutos más tarde, Mark luchó por el flanco derecho de la retaguardia del Guayas, ganó a punta de garra y depositó el balón dentro del arco que da a la laguna. Y a seis del final, cuando Mauricio Pinilla ya había reemplazado a Daniel Pérez, en el 57, el actual piloto de ataque de Coquimbo sentenció el 3 a 0, aprovechando un delicado pase de David Pizarro. La afición abandonó exultante el coloso de la Ciudad del Deporte y optimista ante el devenir de la Roja en los encuentros clasificatorios contra charrúas y paraguayos. Feliz y contenta tal como entre el 16 y 21 de febrero venidero, cuando distinguió en la Quinta Vergara la voz eterna de Raphael, el ritmo de Juanes, el rock fusión de Congreso, la delicadeza interpretativa de Alberto Plaza, el sentimentalismo de Marco Antonio Solís, la guitarra y el poder creativo del maestro Eduardo Gatti…

104 visitas

Comenta esta Nota